Ilusión por el ascenso y respeto al Forcusa Huesca en Almoradí

El club alicantino espera el partido del sábado con la mayor prudencia posible y sabiendo que se enfrenta a un equipo de superior categoría, según ha dicho el presidente del BM Almoradí, Alfonso García, a Radio Huesca Digital. En el Pabellón Venancio Costa habrá unos 1000 espectadores dispuestos a llevar en volandas al equipo local lo que será otro hándicap que tendrá que superar el Forcusa.

No cabe ninguna duda que los alicantinos están muy motivados: “es una oportunidad que no se presenta más que una vez y después de siete años estamos cerca de poder conseguir el ascenso que es todo un sueño para esta localidad. Nos podéis imaginar como está la afición y yo estoy encargándome de frenar la euforia. Enfrente tenemos un equipo de División de Honor B y con muy buenos jugadores, aunque por circunstancias ha tenido muchos problemas esta temporada”.

Sobre el ascenso, Alfonso García era claro: “Sí se gana no renunciaremos y daremos el paso, si bien después de unos días veremos lo que nos viene encima. Tenemos mucha ilusión en subir y respeto al Forcusa Huesca, como ya dije en el primer partido”.

No hay novedades en que los oscenses tendrán luchar a fondo para salvar esta difícil situación y lo harán sin contar con el apoyo de su afición puesto que debido a la distancia entre Almoradí y Huesca no se ha programado ningún viaje.

El presidente además ha confirmado que se han puesto unas 1.100 entradas a la venta y prácticamente están agotadas por lo que será necesaria la presencia policial y de protección civil para controlar los accesos puesto que sería peligroso tanta aglomeración en un pabellón de reducidas dimensiones donde habitualmente acuden unos 600 espectadores, si bien en este caso con gradas supletorias casi se dobla el aforo.

Comentarios