El albergue de Isín “ es buque insignia de los centros de ocio para discapacitados”

Con estas palabras definía el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, Javier Callau, este centro vacacional del citado núcleo serrablés que promueve la Fundación Ardid para personas con algún tipo de discapacidad, espera contar con más de 2000 usuarios al año. Las instalaciones y recuperación de edificios han sido visitasas por el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel.

Tal y como adelanto esta redacción ha confirmado la fecha “del uno de agosto de entrada en servicio de la residencia que contará con ochenta plazas de las cuales sesenta están adaptadas para personas con sillas de ruedas. Al ser un centro de ocio para todo el año e va a contar con cinco puestos fijos y unos veinticinco eventuales según épocas del año y características de los discapacitados que requieren de ayuda personalizada”, ha precisado Callau.

Igualmente ha indicado a Radio Huesca Digital que “ ha tenido un coste de unos cinco millones de euros de los cuales la Administración regional ha contribuido con unos dos millones de euros, más las aportaciones FEDER de fondos europeos, particulares y de instituciones”.

La recuperación de Isín “ha sido seguido por organismos europeos y de otras comunidades y se continúa para desarrollar la segunda parte del proyecto con la pavimentación de las calles del núcleo serrablés, la construcción de una Granja Escuela y una Piscina y la rehabilitación de la Iglesia que será reconvertida en Salón Social”

En la actualidad se encuentran viviendo en Isín, dos familias, con cuatro personas adultas y dos niños que están supervisando la recuperación del núcleo y el desarrollo del proyecto. Incorporándose más personas según entren los servicios que se van a realizar durante todo el año, uniéndose más trabajadores de estas comarcas para el sector de hostelería y técnicos de tiempo libre.

La Fundación Benito Ardid es una entidad que desde el año 1989 presta asistencia, en el sentido más amplio de la palabra, a personas mayores de dieciocho años con discapacidad así como a sus familiares. La misma fue creada para la atención y tutela de los disminuios intelectuales en todas sus vertientes, se encuentra desde 1.999 recuperándolo. Javier Callau ha manifestado que “se mantienen la arquitectura de la zona de Serrablo y este núcleo que ha sido cedido por treinta años por el Gobierno de Argón a esta fundación

Comentarios