No era el lechero… que eran los guardias

José Luis Rodrigo

¡A ver si nos aclaramos de una santa vez! Nadie duda de que la policía local actuara en el área 3 conforme a los criterios administrativos habituales, según se desprende de una nota oficial del Ayuntamiento de Huesca, entendemos que del equipo de gobierno, cuando explica a la opinión pública qué ha pasado con la actuación policial en esa polémica zona de la ciudad.

Leído así, da la sensación que Fernando Elboj bendice una actuación, claramente inoportuna, inapropiada, desacertada, fuera de lugar y, cuando menos, sospechosa de responder a vaya usted a saber qué presiones y de quiénes. Si la nota, que ha remitido a los medios, es su posición oficial, señor alcalde, esperábamos bastante más de usted. Fundamentalmente porque sospechamos que ha sido usted el primer sorprendido por el cumplimiento policial de una inadecuada instrucción, emanada de la concejalía de urbanismo, que más parece responder a otros fines, que el de recabar datos para el trabajo administrativo de ese Ayuntamiento.

¡Basta ya de simplezas! Si las cosas son como han informado los medios de comunicación y denunciado los partidos de la oposición, esta ciudad tiene un serio problema. ¡Que recuerdos, Fernando Elboj, de aquellas épocas pasadas en las que la sabiduría popular decía de aquel alcalde, que iba andando al ayuntamiento: piensa las cosas al subir, y las decide “al bajar”! ¿Vuelta a las andadas? ¿Algunos, a los que no hemos elegido democráticamente, determinan las decisiones más importantes para esta ciudad, sobresaltando y sorprendiendo al propio Alcalde?

Se ha cometido un error y una torpeza, y alguien debe dar la cara; debe dar una explicación convincente y, además, asumir la responsabilidad política, de una decisión que ha añadido presiones innecesarias a una cuestión que, ya por si sola, tiene suficientes dificultades.

Comentarios