Luis Moyano vencedor del Memorial Luis Muñoz de Ciclismo de Sabiñánigo

Este argentino, afincado en Pamplona, es el que ha conseguido llegar a la meta, en la vigésimo tercera edición de esta prueba reservada para categoría élite y sub-23. De los sesenta que han salido solo han concluido el recorrido unos veinte. El triunfador, que ha participado en otras ocasiones y fue vencedor en la edición del 2001, en declaraciones a Radio Huesca Digital ha manifestado que “es una prueba atractiva, dura que terminan pocos corredores, aunque en esta ocasión no se han producido tanto ataques”.

El presidente del Club Ciclista Sabiñánigo, organizador de la prueba, Carmelo Urieta, ha manifestado que “para el año próximo se llevaría a cabo en la mañana del domingo, para lo que el alcalde esta dispuesto, se presentan menos problemas de tráfico y se intentaría conseguir una vuelta más por el casco urbano de Sabiñánigo”.

La prueba que se ha celebrado en la tarde del sábado, ha tenido como segundo en la clasificación a Sebastián Franco-Smeet de Barcelona que ha sido también el triunfador en montaña, en tercera posición ha cruzado la línea de meta de la calle Serrablo, Ricard De Miguel Palleja. Por equipos el triunfo se lo han llevado los corredores del Seguros Bilbao y las metas volantes David Sánchez.

Por su parte, José Antonio Arcas, del Club Ciclista Sabiñánigo ha indicado que “ se ha contado con calidad frente a la cantidad, que a última hora algunos equipos han optado por reservar a sus corredores a una prueba del domingo en tierras catalanas y que Mayano, conocedor del recorrido se ha merecido el triunfo”

De los dos nuevos fichajes del Renault Auto Cuatro procedentes de Mongolia, Bold-Erdene ha llegado entre los diez primeros y Munkhbat Chinzorig no ha podido terminarla.

Los participantes, en algunos tramos han tenido que soportar temperaturas de treinta y ocho grados, con un recorrido 126 kilómetros que fue diseñado por primera vez el año pasado en cumplimiento de la nueva Ley de Seguridad Vial, con salida desde la calle Serrablo, a las cuatro de la tarde, pasando por Biescas, entrada por el cruce de Lanuza hasta llegar a Sallent, donde los ciclistas iniciaban el ascenso por la carretera vieja de acceso a Formigal para descender de nuevo por Escarrilla y Biescas, continuando el recorrido por la variante de Sabiñánigo hasta Hostal de Ipiés, Navasa, Jarlata, Sasal, Sabiñánigo Alto y llegada de nuevo a la localidad serrablesa a las donde en la citada calle estaba colocada la meta.

El presupuesto de esta vigésimo tercera edición ha sido de 10.500euros, de los que unos 2000 se han destinado a premios y trofeos. Hay que destacar el fuerte incremento presupuestario de la prueba que en 2005 fue de 6.500euros, el aumento se debe principalmente a la mejora de cuestiones técnicas y logísticas de la carrera.

Comentarios