El Día Nacional de la Nutrición se celebra este año bajo el lema ‘Dentro y fuera del hogar, cuida tu alimentación’

2003122626 comida.jpg

Mostrar hábitos saludables a tener en cuenta cuando se come fuera de casa, un fenómeno cada vez más extendido entre la población, es el asunto central de la celebración del Día Nacional de la Nutrición, que este año llega a su quinta edición. Durante esta jornada, organizada por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), se desarrollarán actividades abiertas al público en diferentes puntos del país, bajo el lema Dentro y fuera de tu hogar, cuida tu alimentación.

 

El Día de la Nutrición hace este año una llamada de atención ante la necesidad de educar sobre la importancia que tiene llevar una alimentación adecuada tanto si comemos en casa como si lo hacemos fuera. Por ello, el Gobierno de Aragón ha querido sumarse a estas actividades, mediante sus programas de educación para la salud. Así, a través de la colaboración entre los Departamentos de Salud y Consumo, y de Educación, Cultura y Deporte, 75 alumnos del colegio público Parque Goya han asistido esta mañana a una charla sobre hábitos alimenticios y un desayuno saludable basado en el aceite de oliva. Esta actividad cuenta con la colaboración de la Denominación de Origen Aceite del Bajo Aragón y ha sido promovida por el Hospital Royo Villanova de Zaragoza. Al acto, dirigido por Inmaculada Bolinaga, dietista del Hospital Royo Villanova, han asistido la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno; el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo y la directora general de Política Educativa, Carmen Martínez Urtasun.

 

En España, y según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, hay cerca de 240.000 establecimientos de hostelería y restauración y en ellos los españoles nos gastamos el 23,8 por ciento del consumo total en alimentación. Según un estudio realizado  sobre  318 restaurantes ubicados en zonas céntricas de 18 ciudades españolas, el 30% de los menús del día suspende en calidad dietética e, incluso, la mitad de los suspendidos fueron considerados malos o muy malos desde una perspectiva nutricional y dietética. La principal razón de que tantos menús fueran mal valorados fue la imposibilidad de elegir verdura o ensalada y legumbres como primer plato, pescado como segundo plato y fruta del tiempo como postre.

 

Una de las consecuencias más preocupantes que se derivan de una dieta poco saludable es la obesidad. En Aragón, una cuarta parte de la población infantil tiene sobrepeso. Por lo que respecta a la población adulta, los hombres tienden a sufrir este problema entre los 35 y los 44 años, cuando el porcentaje roza el 25%, y luego desciende, mientras que en las mujeres la obesidad aumenta a medida que se cumplen años (el pico se sitúa entre los 65 y los 74 años). En suma, la población aragonesa con obesidad ha aumentado, pasando del 12,7% al 13,5% entre los años 2001 y 2003, porcentaje preocupante si bien sitúa a la Comunidad por debajo de la media nacional.

 

En cuanto a los hábitos alimenticios que caracterizan a la población, los aragoneses se muestran claramente a favor de la carne. El 95,1% consume productos cárnicos tres o más veces a la semana, mientras que este consumo se reduce al 64,6% si se trata de pescado. En cuanto a los vegetales, el 72,6% de los aragoneses toma fruta fresca a diario y un 60,5% como verduras y hortalizas. Además, el 35,8% consume legumbres más de una o dos veces a la semana, mientras que el 39,8% (57% de los niños hasta 15 años) come dulces a diario.

Comentarios