El sindicato de profesores HU.STE lleva al Justicia de Aragón la zonificación

La zonificación escolar en Huesca provoca injusticias para los alumnos que no han sido aceptados en su primera opción. Es la queja que el sindicato de profesores HU.STE ha presentado al Justicia de Aragón. Los profesores lamentan que los puntos obtenidos en la baremación de la primera opción solicitada por los padres se aplican también al resto de las opciones.

Esto provoca que los alumnos no admitidos en centros concertados puedan pasar en los centros públicos por delante de otros alumnos que viven más cerca del colegio. Por eso, en HU.STE solicitan que cuando un niño no haya sido admitido en el colegio seleccionado como primera opción, se vuelva a hacer una baremación teniendo en cuenta su cercanía a los centros elegidos en las opciones segunda y sucesivas.

El sindicato explica que han expuesto esta queja desde hace tiempo en el consejo de escolarización, pero no se ha tenido en cuenta su opinión. Por eso, ahora, HU.STE ha llevado el asunto al Justicia de Aragón, que ya ha denunciado irregularidades en la adjudicación de plazas a los niños en otros centros escolares.

LA CONCERTADA FRENTE A LA PÚBLICA

Todos los colegios públicos de Huesca tienen asignada un área de influencia. Los alumnos que viven en esa área obtienen 6 puntos en el proceso de baremación y 3 puntos para sus áreas limítrofes.

El problema surge porque cada centro privado no sólo tiene un área de influencia sino cinco. Todos los colegios privados tienen asignadas cuatro zonas en común: las que se corresponden con los colegios Juan XXIII, San Vicente, El Parque y Sancho Ramírez. Pero además, cada centro recibe otra zona de influencia: San Viator del Pedro J. Rubio, Santa Rosa del Alcoraz, Salesianos del colegio del Polígono 29 y Santa Ana del Pío XII.

Así, un niño que viva en la zona del Polígono 29 puede obtener 6 puntos en su baremación si solicita como primera opción el Colegio Salesianos. Al no haber plazas suficientes para cubrir todas las solicitudes en este centro, este alumno pasaría a su colegio en segunda opción con los seis puntos asignados en el proceso de baremación; con lo que podría pasar por delante de otros alumnos que intenten entrar a su segunda opción seleccionada sin haber optado en la primera por un colegio concertado, independientemente de la cercanía de ambos al centro.

Comentarios