El Departamento de Medio Ambiente invertirá 1,7 millones en el sellado del vertedero de Jaca

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón invertirá 1.710.213 euros en el sellado del vertedero de Jaca, según ha informado el director general de Calidad Ambiental, Roque Vicente. La ejecución, que tendrá un plazo de seis meses, se realizará sobre una superficie ocupada de 17.500 metros cuadrados en los que se han vertido un total de 120.000 toneladas de residuos urbanos. El vertedero de Jaca ha dado servicio durante 30 años al municipio de Jaca y, en los últimos años, a diferentes municipios del Alto Valle del Aragón. Estos trabajos se enmarcan en el Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (GIRA) que acomete el Gobierno de Aragón.

 

El proyecto de sellado consiste en el encapsulamiento in situ de la masa de residuos, para lo que se desviará el barranco por el exterior del vertedero para garantizar el aislamiento de las aguas superficiales y conferir mayor seguridad al depósito. Antes de proceder a la redacción del proyecto, la Dirección General de Calidad Ambiental ha realizado un estudio de extracción de gas así como un estudio geotécnico con ocho sondeos para definir los aspectos hidrogeológicos y litológicos del emplazamiento.

 

La obra incluye, para aislar los residuos de las aguas subterráneas, una pantalla vertical impermeable de cemento bentonita, de 450 metros de longitud y 10 metros de profundidad media, que se encajará entre 0,5 y 1 metro en el terreno impermeable bajo el vertedero, desviando las aguas subterráneas fuera de la masa de residuos.

 

La superficie del vertedero, una vez que se haya acondicionado su forma para evitar procesos erosivos, se cubrirá con una capa de 0,5 metros de arcillas compactadas, sobre la que se dispondrá un nivel de gravas para drenar las aguas que puedan atravesar la capa de tierras superior. Como soporte de la vegetación, se dispondrá una primera capa de 0,5 metros de tierras y una capa superior de tierra vegetal. Posteriormente se procederá a la siembra de herbáceas y matas autóctonas.

 

Además, se instalarán cuatro chimeneas de gases para facilitar su evacuación controlada. Para el control de la calidad de las aguas se dispondrán cinco sondeos piezométricos en el exterior del vertedero y se utilizarán los cuatro sondeos de gases mencionados para controlar la evolución en el interior del vertedero.

Comentarios