SOS Ganaderos

Cristina Pérez Diego

Vinieron a este mundo del sector primario a luchar contra la climatología, que ya era bastante. El hombre de ahora que trabaja en el mundo agro-ganadero , repite el mismo gesto que el hombre del neolítico: mirar al cielo. Y mucho más.

Al ganadero de este siglo le han puesto aquí para luchar contra otros elementos: la Política Agraria Comunitaria, la reintroducción del oso y esas extrañas leyes que hace el hombre, una vez más, pensando que este planeta lo habita solo el hombre y nada más que el hombre.

Si hay una normativa que obliga a retirar los animales muertos en las explotaciones agrícolas y ganaderas, se rompe la cadena . La cadena que establece que animales carroñeros limpien la zona. Si los buitres no encuentran su alimento se corren varios peligros. Por un lado lo que ya está sucediendo, que ante la falta de cadáveres de animales, tengan que cambiar sus hábitos y atacar a los animales vivos, acechando en los tejados de las naves donde se encierra el ganado y controlando las parideras. Y cien buitres juntos sobrecogen hasta el punto de que, si no se va con un perro, hay ganaderos que pasan auténtico miedo.

Pero ¿y si ante la falta de comida ponemos al buitre camino de la vía de extinción, como el oso?, ¿se imaginan de aquí a unos años que a un gobierno se le ocurra la idea de reintroducir al buitre para evitar su extinción?. Yo ya casi me lo imagino.

Y, puesta a preguntar, ¿pensará la pulcra administración en llevar a cabo una campaña de reintroducción del ganadero?, porque hablamos del sector primario, de primero, de imprescindible.

¿Qué haremos?, ¿alguien será capaz de la gravedad de estos pequeños gestos que están arrinconando la ganadería?.

Solución: todos vegetarianos.

Comentarios