Judicializa…que algo queda

Luis Laiglesia

Esta semana hemos asistido a dos episodios que por intereses políticos y económicos, particulares en todo caso, han terminado en los tribunales.

Uno de los asuntos es la desaparición de un informe emitido por el exgerente del Instituto Municipal de Fomento de algo tan evidente como que en Huesca no hay suelo industrial a precio competitivo en estos momentos. El otro el presunto tráfico de influencias de la Concejala de Urbanismo y del Alcalde de Huesca en el caso del Area 3.

Luz de gas, cortinas de humo, la una y la otra. Mera utilización interesada de la justicia.

En el caso del dichoso informe, no ha hecho otra cosa que evidenciar una carencia de la ciudad, a pesar de que el grupo de gobierno se afana en negar la mayor cada vez que tiene oportunidad, mientras las empresas tienen que buscar otra ubicación porque en Huesca los alquileres o las compras de naves son insostenibles.

La manera de soslayar este debate ha sido llevar la filtración de un informe, del que se dice no era público, a los tribunales y denunciar su utilización ilícita.

No creo que la ciudad esté para semejante disquisición estéril. Aquí el debate que a la ciudadanía le interesa es si hay o no suelo, porque de él depende el bienestar de la ciudad hoy y mañana.

Y si se quiere saber quién filtró que se abra una investigación dentro del Ayuntamiento. O mejor, contrólese lo incontrolado para no llegar a esta situación. O mejor, reconózcase lo que es una realidad palpable, en vez de obcecarse alguno en negar lo que denunciaba cuando formaba parte del Instituto como representación sindical. ¿O es que algo ha cambiado desde entonces en este aspecto?

Comentarios