El Sestao deja sentenciada la eliminatoria ganando 1-4 en Sabiñánigo

El Sestao llegó, venció y convenció en su visita al Municipal serrablés, de donde salió con la eliminatoria, más que encarrilada, para afrontar el partido de vuelta en Las Llanas el próximo domingo.

El resultado fue justo, pero abultado, para los méritos de los vizcaínos, que en el primer tiempo y con el empate a cero en el marcador cometían un clarísimo penalti, por mano en el área, que el colegiado no pitó y que fue muy protestado por la afición serrablesa.

Después de la polémica, en el minuto 40 de juego, llega el primer gol visitante marcado por Unai, que acabó anotando por partida doble. Los otros dos goles los firmaban Koldo y Txomin. En el primer cuarto del 2º tiempo llegaba el segundo gol del Sestao y en el minuto 75 llegaba la alegría para la afición rojiblanca, con el gol de Dani Aso, que aprovecha un barullo en el área para marcar. Con este marcador el partido seguía abierto y se podía soñar con un empate serrablés que no llegó, porque el Sestao daba el hachazo definitivo marcando dos goles consecutivos en los minutos 87 y 89 que echaban por tierra toda posibilidad de lucha en esta eliminatoria.

El técnico serrablés, Ramón Lozano comentaba a la conclusión del partido que “el Sestao ha sido mejor equipo, ha estado mejor posicionado y ha sido eficaz en sus aproximaciones al área” reconociendo que en el segundo tiempo “la intensidad bajó, el cansancio hizo mella en los jugadores y el Sabi aflojó la presión”. Por su parte el técnico del Sestao, Juan Carlos Couso comentó en relación al partido de vuelta que “no le gusta vender la piel del oso antes de cazarlo y nunca hay que perder el respeto al equipo rival”, sobretodo después de haber visto como había luchado el Sabiñánigo en su feudo.

Además del resultado final, hay que destacar el magnífico ambiente vivido en el Municipal Joaquín Ascaso donde se congregaron unos 1200 aficionados que dejaron una recaudación de 9000€. Resaltar la gran deportividad, tanto dentro como fuera del terreno de juego.

En contraposición a la lección magistral de saber estar y deportividad que dieron los 400 aficionados vizcaínos animando a su equipo, está la detestable actuación de cuatro aficionado del Jacetano, que además de venir al Joaquín Ascaso a insultar a los jugadores del Sabiñánigo, fueron los únicos que montaron una “tangana” al final del partido. Sencillamente lamentable.

En el resto de encuentros disputados este domingo de los equipos altoaragoneses en esta fase el Andorra empató en su campo con el Guernika por lo que también lo tendrá complicado. El Barbastro empató 0-0 en Amorebieta y el Universidad cayó 1-0 en el campo del Arenas por lo que los dos tendrán que resolver en su terreno de juego.

Comentarios