La romeria de las cruces en la ermita de Santa Elena de Biescas congregó a mas de seisicientas personas

Se llevo a cabo este pasado fín de semana y la procesión contó con treinta y una cruces parroquiales. A la salida de la misa, oficiada por los párrocos de Biescas, Sallent y Panticosa y que contó con la participación del grupo de jota Santiago de Sabiñánigo, el ayuntamiento de Biescas ofreció unas migas a todos los asistentes a la romería.

Este año la celebración sirvió para dar a conocer el trabajo desempeñado por la Hermandad de Santa Elena, que en apenas un año de funcionamiento, ha conseguido impulsar importantes proyectos de mejora del espacio de Santa Elena. En primer lugar se ha evitado el peligro que supone el iluminar con velas el interior de la cueva a la que se accede a través de retablo de la ermita, donde la tradición dice que se refugio la santa, y que se ha conseguido iluminar con luz natural mediante un tragaluz y un ingenioso sistema de espejos que consiguen hacer llegar la luz solar hasta el interior de la cueva.

En el encuentro se ha destacado la mejora del acceso a la cueva de la cascada situada en la parte inferior de la pradera, tallando escalones en la roca y escalonando la bajada mediante troncos de madera, haciendo mas accesible para todos este bonito mirador, al que se ha dotado de una barandilla de madera para hacerlo también mas seguro.

Por último, todos los asistentes pudieron comprobar como avanzan las obras de recuperación de la casa de peregrinos situada en la parte trasera de la ermita, edificio que fue incendiado en la guerra civil y que la hermandad se ha propuesto restaurar para poder prestar un mejor servicio a todas las personas que visitan Santa Elena. Concretamente se quiere ubicar en este edificio unos aseos, un almacén y una sala polivalente, con lo que se pretende conseguir mantener mas limpio el entorno de la ermita y proporcionar refugio en caso de mal tiempo.

Este importante proyecto, que tiene un presupuesto cercano a los 180.000 euros, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Biescas, propietario del inmueble, y de la Comarca del Alto Gallego, Adecuara y otras instituciones y entidades financieras que junto con las donaciones anónimas y el incansable trabajo de la Hermandad, están haciendo posible un sueño para muchos devotos de Santa Elena, de su ermita y del espacio natural que hace de este enclave un sitio entrañable para muchos pueblos de la Comarca del Alto Gallego.

Comentarios