Una válvula regulará la presión del agua en la red de tuberías de la nueva planta potabilizadora de Monzón

La Brigada municipal de Servicios instala una válvula reguladora de la presión, en la zona de la Calle Molino de Pena, para evitar nuevos reventones en las tuberías principales del suministro de agua de la nueva planta potabilizadora de Monzón. Su objetivo será dar más presión, pero con un límite para que no se reproduzcan situaciones como la de hace algunas semanas, cuando una de las tuberías principales de la red sufrió un reventón, abriendo un socavón en la zona de la Costera, que llegó a afectar a algunas viviendas de la calle Sisallo.

Analizados los incidentes, se ha detectado que los reventones se producen como consecuencia del aumento de la presión estática en las conducciones, por la mayor presión del agua en la actualidad y disminución importante del consumo en determinados momentos. Con el objetivo de solucionar definitivamente el problema y evitar así roturas en la red principal se está instalando, durante la mañana de este martes, una válvula automática reguladora de presión en la conducción general que garantizará una presión constante en las tuberías principales, con independencia del consumo existente en la ciudad.

Durante la realización de estos trabajos, prevista su finalización entre las 17 y 19 horas, la red de suministro de agua potable se abastece desde la antigua planta potabilizadora, situada en las proximidades del Castillo, lo que puede ocasionar algún micro cortes del suministro en zonas puntuales y menor presión en la red.

Hay que recordar que desde el pasado 25 de abril está en funcionamiento en período de pruebas la nueva planta potabilizadora de Monzón, por tres meses, antes de su puesta en marcha definitivamente. La infraestructura ha sido construida por el Instituto Aragonés del Agua del Gobierno de Aragón y su importe supera los cinco millones de euros.

Comentarios