La Asociación de Viudas de Barbastro reivindica un aumento de la cuantía de las pensiones

Esta es una de las principales reivindicaciones por las que luchan en la actualidad las ciento treinta asociadas con que cuenta esta organización local, según ha explicado su presidenta, María Dolores Pueyo. Pueyo ha reclamado, además, un mayor reconocimiento y atención por parte de las administraciones y sindicatos hacia el colectivo de las mujeres viudas.

La presidenta de la Asociación de Viudas ha dicho que esta organización mantiene su buena marcha de siempre, y sigue siendo “un contínuo ir y venir de asociadas, con muchas ganas de hacer cosas”.

Esta organización celebró el pasado mes de abril su asamblea regional anual en Mallén, reunión en la que, ha comentado María Dolores Pueyo, “salieron a relucir muchas cosas” por las que se lleva trabajando mucho tiempo. Algunas de ellas se han conseguido “pero hay otras que no hay forma de que salgan adelante”, y que están en un absoluto parón.

Pueyo ha solicitado a los ayuntamientos y a los sindicatos que tengan en cuenta y favorezcan la situación laboral de las mujeres viudas, ya que, a estas personas les resulta muy difícil salir adelante, dado que las pensiones que reciben son muy bajas. Las viudas perciben un 52 por ciento del salario que recibían sus maridos, lo cual, según Pueyo, no es suficiente a la hora de afrontar, por ejemplo, el que un hijo salga a estudiar una carrera fuera de su ciudad.

La presidenta de la Asociación de Viudas ha denunciado, asimismo, que la declaración de la renta de estas mujeres viudas sale siempre positiva, por lo que se ven obligadas a pagar elevadas cantidades de dinero a la Administración, a causa de que, tras el fallecimiento de sus maridos, dejan de ser consideradas en la categoría de “familia” y pasan a estar incluidas en la de “solteras”.

María Dolores Pueyo ha invitado a todas las mujeres viudas de la zona a formar parte de esta Asociación, porque, ha dicho, “es una alegría el reunirse con personas que se encuentran en tu misma situación, y que te entienden”. Además, ha apuntado, el movimiento asociativo es fundamental para cualquier colectivo que trabaja por conseguir una serie de objetivos. Las mujeres miembros de esta organización, fundada en 1987, se reúnen todos los domingos y festivos, de 18’00 a 21’00 horas, en un local cedido por la parroquia de San Francisco de Barbastro.

Comentarios