Aprobados los dictámenes sobre los futuros espacios protegidos de la Red Natural de Aragón

El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón ha aprobado en pleno los dictámenes sobre los proyectos del Departamento de Medio Ambiente para crear como al Parque Natural de los Valles Occidentales, los Monumentos Naturales de las Grutas de Cristal de Molinos y del Puente de Fonseca, y el Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Peña Oroel. Al pleno ha asistido el director general de Medio Natural, Alberto Contreras, quien ha destacado "que este es el mayor esfuerzo jamás realizado en Aragón para aumentar la superficie protegida, desde el consenso y con los incentivos económicos necesarios para dinamizar y vertebrar el territorio".

 

El órgano consultivo “valora muy positivamente el interés por parte del Departamento de Medio Ambiente de establecer una red de espacios naturales protegidos en el territorio aragonés, con el objetivo de salvaguardar los valores naturales y compatibilizarlos con un desarrollo socioeconómico de las zonas deprimidas”.

Del proyecto de Decreto del Gobierno de Aragón por el que se declaran los Monumentos Naturales de las Grutas de Cristal de Molinos y del Puente de Fonseca, el consejo ha considerado “que el vasto territorio de biodiversidad que es la Comarca del Maestrazgo es claramente merecedor de una figura de protección, que bajo criterios de conservación, sea capaz de proteger el medio natural al tiempo que se dinamice el desarrollo socioeconómico de la zona para mantener la imprescindible actividad humana sobre el territorio”.

El Consejo considera que la propuesta de declaración de espacio natural protegido, “si bien recoge dos espacios de indudable interés natural y cultural, son sólo un pequeño ejemplo de la riqueza natural del Maestrazgo y en consecuencia se entiende que debe ser el inicio de una política de conservación en ese territorio más ambiciosa”.

El CPN ha valorado positivamente el Dictamen sobre el Proyecto de Decreto del Gobierno de Aragón por el que se declara el Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Peña Oroel, del que han resaltado “la singularidad del entorno desde el punto de vista cultural, natural y paisajístico, por la buena conservación de determinados sectores, la riqueza de su flora y fauna, su espectacular geomorfología y la variedad de ambientes”.

Por ello, el Consejo ha considerado “que la elección de esta categoría no debería suponer la renuncia en un futuro próximo a elevar el nivel de protección de este espacio mediante la declaración de una figura de mayor rango justificada sobradamente en los excepcionales valores naturales, culturales y paisajísticos que confluyen en este espacio natural, y asentada en cualquier caso en la colaboración y el consenso necesario de la población y las entidades locales”.

El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón también ha aprobado el Dictamen sobre el Proyecto de Ley de creación del Parque Natural de los Valles Occidentales y su Zona Periférica de Protección. El Consejo “considera de gran interés la creación de un Parque Natural en este espacio, considerando los valores naturales y la singularidad del mismo, y su contribución a la preservación de este espacio natural y a su correcta gestión. Por ello Insta al Departamento de Medio Ambiente a su rápida tramitación de forma que concluya en una pronta declaración del espacio natural protegido”.

El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón ha dado el visto bueno al Proyecto de Ley de Montes de Aragón “ya que se establece un régimen jurídico propio de los montes del territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón, y se regulan las competencias atribuidas a esta Comunidad Autónoma en materia de montes”. Así, el Consejo resalta algunos aspectos novedosos como la extensión del concepto de monte a otra clase de terrenos, las competencias comarcales para la elaboración de determinados instrumentos de ordenación forestal o la creación de cuerpos o guardería forestal en su territorio.

Este Consejo ha aprobado también el Reglamento de la producción, posesión y gestión de los residuos de la construcción y la demolición y del régimen jurídico del servicio público de eliminación y valorización de escombros que no procedan de obras menores de la construcción y reparación domiciliaria en la Comunidad Autónoma de Aragón. De este documento, la institución lo ha valorado positivamente “ya que supone un paso adelante en la regulación y establecimiento de las pautas para la gestión de estos residuos, cumpliendo con los objetivos del GIRA -Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (2005-2008)- y en la obligatoriedad de cumplir con la prestación de un servicio público de eliminación de estos residuos asumido por el Gobierno de Aragón”.

Además, han resaltado, como concepto novedoso de este Reglamento, la creación de una Bolsa de Tierras para el aprovechamiento de los residuos de construcción y demolición, “entendiendo que la creación de este registro administrativo facilitará la gestión del gran volumen previsto de excedentes no aprovechados de piedras y tierras no contaminadas y su uso en la restauración de espacios degradados”.

Comentarios