200 alcaldes y ediles de Francia y España piden en Jaca mayor reconocimiento a las pequeñas ciudades

El papel relevante que juegan las pequeñas ciudades en la articulación territorial de los estados y su escaso reconocimientos es la idea principal que ha querido destacar el Presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias ( FEMP), Heliodoro Gallego en su intervención en el encuentro de Hispano- Francés de Pequeñas Ciudades que se celebra en Jaca. Dentro de este marco también ha tenido en el encuentro del presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y el presidente de la región francesa Midi-Pyrénées, Martín Malvy, donde han reivindicado la mejora de las comunicaciones entre ambos países por Aragón y han insistido en la necesidad de construir la Travesía central de los Pirineos.

Este Encuentro, que ha convocado a más de 200 Alcaldes y Concejales franceses y españoles, es primero de los actos con los que la FEMP conmemora el 25 Aniversario de su constitución, en junio de 1981.

Para el Presidente de la FEMP, “las que llamamos pequeñas ciudades han venido sufriendo esa sensación de sentirse apartadas de los grandes movimientos de personas, de capitales, de la presencia en los foros de influencia donde se toman las decisiones”.

En su intervención, Heliodoro Gallego ha expresado su reconocimiento a los responsables locales de este tipo de ciudades y ha manifestado la importancia de la colaboración entre municipios. Además, ha anunciado el compromiso alcanzado entre la FEMP y el Gobierno de España para que se ponga en marcha, en los Presupuestos Generales del Estado de 2007, un Fondo de Suficiencia para municipios de menos de 20.000 habitantes que contribuya a paliar las necesidades financieras que, en mayor medida que otros, tienen estos municipios.

El Presidente de la FEMP ha anunciado también los actos conmemorativos que la Federación va a celebrar durante este mes de junio, con motivo de su 25 aniversario, entre los que cabe destacar una audiencia de Sus Majestades los Reyes a la Comisión Ejecutiva de la Federación, el día 22, en el Palacio de La Zarzuela; una reunión con el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de La Moncloa; y un acto institucional, de carácter abierto, que tendrá lugar en los Jardines de Cecilio Rodríguez, en el madrileño parque de El Retiro de Madrid.

Además, anunció la celebración, en otoño, de un ciclo de seminarios, en colaboración con diversas universidades públicas, en los que se abordarán los principales desafíos de los Gobiernos Locales españoles para los próximos años.

Encuentro entre Aragón y Midi-Pyrénées

Marcelino Iglesias ha afirmado que en pleno siglo XXI “el Pirineo sigue siendo la última frontera que hay en Europa, incumpliendo así los objetivos de la UE de libre circulación de mercancías y ciudadanos. En 2006 este objetivo europeo sigue siendo una utopía”. El presidente aragonés ha indicado que la preocupación por la situación de las comunicaciones transfronterizas es también compartida por los municipios franceses y los presidentes de Aquitania y Midi-Pyrénées se encargan también de presionar ante el gobierno francés para que apueste por la mejora de las comunicaciones.

Iglesias ha indicado también que en la próxima cumbre hispano francesa, que se celebrará este verano en San Sebastián, “volveremos a insistir en que se cumpla el compromiso de Francia, que es que antes de 2007 fije el itinerario por el que quiere que se construya la Travesía. La única condición de Aragón es que una Zaragoza y Huesca con Toulouse, así que más facilidades no podemos dar”.

El presidente de Aragón ha destacado también que “la reapertura del Canfranc es relativamente fácil si hay voluntad en Francia, mientras que en el túnel de baja cota es necesario seguir trabajando, pero ambos proyectos son complementarios. Entre España y Francia no es de razón que tengamos unas comunicaciones tan poco desarrolladas”.

Además, en el Encuentro hispano-francés, que se clausurará este viernes, se ha leído una declaración común de los alcaldes de localidades pertenecientes a la FEMP y a la Asociación francesa de pequeñas ciudades, en la que “se reclama la mejora urgente de las comunicaciones entre España y Francia y con el resto de Europa. Se solicita a los gobiernos español y francés la mejora de las redes existentes, tanto viarias como ferroviarias, así como la puesta en marcha de nuevas infraestructuras de comunicaciones necesarias a lo largo de todos nuestros territorios”. Y se afirma que “la travesía central pirenaica, a través de un túnel de baja cota, es una infraestructura esencial para articular todo el Sudoeste europeo”.

Comentarios