El Gobierno Central informa a CHA de la instalación de mallas en el Congosto de Ventamillo

Para Javier Mur, diputado provincial de CHA, esta medida no impedirá que se produzcan cortes en otro punto del Congosto. Mur propone un chequeo a todo el tramo y acelerar el acondicionamiento de ese trazado de la carretera N-260 para acabar con los incidentes que se han venido produciendo en los últimos meses.

Ante los graves desprendimientos que han tenido lugar en el Congosto de Ventamillo este pasado invierno el diputado de CHA en el Congreso preguntó si el Ministerio de Fomento iba a realizar un “chequeo” de este tramo que concentra un número importante de incidentes a causa de desprendimientos de mayor o menor entidad con consecuencias graves para los habitantes de esta parte de La Ribagorza.

Con fecha 8 de mayo de 2006, el Gobierno remite a CHA la siguiente respuesta escrita: “A consecuencia de los desprendimientos que han tenido lugar en una zona del tramo conocido como Congosto de Ventamillo, se han realizado obras de emergencia de saneamiento del talud y restablecimiento de la circulación, estando prevista, con carácter inmediato, su estabilización, mediante mallas a instalar en dicha zona”.

Javier Mur, diputado provincial de CHA, recuerda que “el Ministerio de Fomento parece olvidar que este tramo del Eje Pirenaico tiene un trazado obsoleto, sin arcenes y escasa señalización vertical y con una un incremento de vehículos y de camiones de gran tonelaje constante, (1.380 vehículos/día de los cuales 380 son pesados), por lo que necesita algo más que parches”.

“La instalación de mallas aunque nos parece adecuada la consideramos una medida insuficiente, ya que de no realizar un chequeo del estado de este tramo conflictivo y las posteriores obras de urgencia no se impedirá la existencia de nuevos incidentes el próximo invierno en cualquier otro punto del Congosto de Ventamillo o adyacentes”.

Comentarios