El Dragón "Belaín" regresa a Barbastro

Este sábado, a las 21 horas, en la complejo de San Julián y Santa Lucía, se presenta el cuento “Belaín, el regreso del dragón”. Esta publicación, iniciativa de la concejalía de fiestas del Ayuntamiento de Barbastro, se enmarca dentro del conjunto de actos que culminarán el 2 de septiembre con la recepción del Dragón de Barbastro y su incorporación al cortejo festivo de dicha ciudad, acompañando a los Gigantes y Cabezudos.

El cuento “Belaín, El regreso del dragón”, nace del desarrollo de una idea original de Blas Coscollar con texto de Manuel Domínguez –de la Ronda

de Boltaña– y el artista plástico Tomás Roures –autor de las esculturas de la fachada de san Francisco y la talla policromada del obispo Florentino– que se ha encargado de las ilustraciones.

El presidente del patronato municipal de fiestas, Santiago Lisa, ha destacado que la voluntad del patronato es recuperar la tradición del “Dragón”, que tiene muchas connotaciones culturales en Barbastro, puesto que la historia se remonta al siglo XVIII. Desde hace algún tiempo, un grupo de personas están trabajando para recuperar esta tradición. El presidente del patronato de fiestas ha señalado que Coscollar, Raules y Domínguez han realizado “un buen trabajo”.

El cuento tiene como narrador a “el Barbas” un cabezudo que representa al personaje anónimo del escudo de la ciudad y que plantea las reflexiones entre un abuelo y su nieto a propósito del dragón que aparece citado en la canción de gesta “El sitio de Barbastro”, olvidado por sus conciudadanos pero que regresa para ocupar el lugar que le había sido propio. Una metáfora del eterno retorno de la vida y la fantasía personificada en un viejo maestro y Ramoné, su nieto, mientras pasean por diferentes lugares emblemáticos de la ciudad: –la Peñeta, el Coso, la calle Mayor...– y que podría resumirse en la frase: no basta con vivir, queremos soñar.

Comentarios