El IEA dedica la semana a los reyes de Aragón

El Instituto de Estudios Altoaragoneses dedica esta semana al recuerdo de los reyes de Aragón. Para el miércoles ha organizado una conferencia y para el sábado, un viaje a los monasterios cistercienses catalanes de Poblet y Santes Creus para visitar las tumbas de los diez reyes de Aragón enterrados en ellos.

La conferencia será el miércoles a las 19,30 horas. Carlos Garcés Manau, Técnico del Proyecto Lastanosa, presentará una proyección audiovisual titulada Los Panteones de los Reyes de Aragón.

El viaje será el sábado y será el quinto organizado dentro del Proyecto Lastanosa del Instituto de Estudios Altoaragoneses. Se visitarán los grandes monasterios cistercienses catalanes de Poblet y Santes Creus y las tumbas de los diez Reyes de Aragón enterrados en ellos.

Poblet y Santes Creus son dos espléndidos conjuntos monásticos que pertenecieron a la Orden del Císter y que en tierras aragonesas tuvo conventos tan importantes como Veruela, Rueda o Piedra, o en su rama femenina, Casbas.

En Poblet se conservan las tumbas de ocho Reyes de Aragón: Alfonso II (1162-1196), un rey nacido en Huesca que fue el primer monarca de la Corona de Aragón (era hijo de doña Petronila y Ramón Berenguer IV); Jaime I el Conquistador (1213-1276); Pedro IV el Ceremonioso (1336-1387), el rey que fundó la Universidad de Huesca; sus hijos Juan I (1387-1395) y Martín I el Humano (1395-1410); Fernando I (1412-1416), el primer monarca de la dinastía castellana de los Trastámara, elegido en el Compromiso de Caspe; y sus hijos Alfonso V el Magnánimo (1416-1458), el conquistador de Nápoles, y Juan II (1458-1479), padre de Fernando el Católico. El Panteón Real de Poblet fue saqueado y destruido en gran parte en el siglo XIX; su restauración se produjo a mediados del siglo XX.

En Santes Creus están enterrados, en sepulcros impresionantes, dos reyes muy importantes en la política de expansión mediterránea de la Corona de Aragón: Pedro III el Grande (1276-1285), conquistador de Sicilia, y Jaime II (1291-1327).

Vincencio Juan de Lastanosa, en compañía del cronista de Aragón Juan Francisco Andrés de Uztarroz, visitó y describió la tumba del rey Pedro II en el monasterio altoaragonés de Sijena, hoy desaparecida. Además, en la Biblioteca Pública de Huesca se conserva un magnífico manuscrito del siglo XVII sobre el Panteón Real de Poblet.

Comentarios