El Instituto Tecnológico de Aragón y la CREA potencian el intercambio tecnológico de empresas aragonesas en el ámbito europeo

La consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad, Ángela Abós, ha firmado un convenio de colaboración con el presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón, Jesús Morte, con el objetivo de analizar las necesidades en el ámbito tecnológico específico de las empresas y desarrollar acciones de apoyo al intercambio tecnológico y la cooperación empresarial de las firmas aragonesas en el ámbito europeo. Según establece el acuerdo suscrito, dicha cooperación se articulará a través de la colaboración entre el Instituto Tecnológico de Aragón, el Euro Info Centro de la Confederación de Empresarios de Aragón y el Centro de Enlace para la Innovación CENEO.

El convenio pretende favorecer el marco adecuado para ofrecer servicios complementarios a las empresas y organizaciones de manera que:

1.- La CREA:

Apoya en la comercialización de productos en nuevos mercados internacionales.

Explota las oportunidades de cooperación empresarial en otros países.

Asesora sobre legislación en la UE y otros países.

Ofrece información sobre financiación y programas extranjeros.

2.- El ITA:

Detecta y difunde internacionalmente las ofertas y demandas tecnológicas de empresas, universidades y centros tecnológicos.

Apoya en las negociaciones para la consecución de acuerdos de transferencia de tecnología internacionales.

Ofrece información sobre derechos de propiedad industrial y patentes.

Favorece la participación en proyectos nacionales y europeos, prestando el apoyo necesario..

El acceso de España a un mercado común europeo aumentó la necesidad de las empresas de planificar a largo plazo y de invertir en I+D+i en aquellos sectores más relevantes de su actividad. Los nuevos mercados suponen una oportunidad que las empresas deben aprovechar para posicionarse en ellos. El reto se centra en contrarrestar el bajo coste de la mano de obra de los países con rentas más bajas con la mejora de la productividad y la calidad de los productos nacionales para que sigan siendo competitivos.

Consciente de que el proceso de construcción de Europa estaba en su primera etapa, la Comisión Europea buscó una forma de articular la integración y cooperación de las empresas y los organismos de los diferentes países miembros. En 1995 estableció la Red de Centros de Enlace para la Innovación (Innovation Relay Centre Network, IRC) con la misión de apoyar la innovación y la cooperación tecnológica transnacional en Europa mediante la presentación de una serie de servicios especializados a las empresas y otras entidades participantes en el proceso de innovación.

Entre los objetivos del ITA figura difundir y fomentar el desarrollo y la renovación tecnológica entre las empresas aragonesas, principalmente las PYMEs. En línea con este objetivo, una de las actividades que desarrolla el ITA es la difusión de nuevas tecnologías entre las empresas aragonesas y el apoyo durante lo procesos de transferencia de tecnología.

Desde 1996, el ITA es miembro de la red de IRCs, que en este momento está formada por 71 centros distribuidos en 33 países. Los servicios de estos centros están inicialmente dirigidos a pequeñas y medianas empresas pero también están a disposición de grandes compañías, centros de investigación, universidades, centros tecnológicos y agencias de innovación.

Comentarios