Tres meses sin teléfono en Pompenillo

Vecinos de Pompenillo, del municipio de Monflorite-Lascasas, llevan tres meses sin servicio de telefonía por la línea fija existente en la localidad.Esta situación no es nueva. Se ha repetido en ocasiones anteriores. El Ayuntamiento presentó, según se ha explicado, en 2004 una denuncia en la OMIC de Huesca después de que las gestiones realizadas por los vecinos en el Servicio de Atención al Cliente y por el propio alcalde ante la empresa Telefónica de España, SA no tuvieran ningún resultado.

En este momento la línea telefónica lleva tres meses rota y sin suministro y sin que las demandas presentadas al Servicio de Atención al Cliente hayan dado resultado alguno. El cable telefónico, caído sobre un campo del cultivo, ha sido literalmente tragado por una cosechadora.

Las previsiones de la compañía Telefónica, según ha dado a conocer el ayuntamiento de Monflorite, es dar servicio mediante los nuevos TRAC, que permiten conexión a fax e Internet, pero también “en esto hubo que hacer muchas gestiones por parte del Ayuntamiento con el apoyo de la Diputación Provincial de Huesca hasta conseguir que se dieran de alta nuevas líneas”

El Ayuntamiento de Monflorite-Lascasas hace una valoración muy negativa de la actuación de la operadora dominante en el medio rural. Se indica que “ no se renueva el material existente, para poder mantener comunicaciones nos obligan a utilizar el móvil, con el alto coste que tienen las llamadas, especialmente al extranjero. No cumplen los plazos comprometidos para renovar los servicios, aun cuando cuentan con subvenciones del Ministerio de Industria, y cuando lo hacen, como en el caso del ADSL nos ofrecen servicios más caros que en la ciudad. En este momento el ADSL Rural cuesta lo mismo que una línea en la ciudad, pero va a la mitad de velocidad y además no se puede elegir suministrador del servicio”.

Por eso el ayuntamiento ha pedido al Justicia de Aragón se tome en serio esta situación que según los datos de las organizaciones de consumidores constituyen el grueso de las reclamaciones de los aragoneses, y lleve a cabo informes y estudios que seguro que pondrán al descubierto que en el medio rural existe un fuerte descontento con la servicio mínimo que debe prestar Telefónica en tanto que operadora dominante.

Comentarios