Cartas al Director: Estatuto de Autonomía

Academia de La Lengua Aragonesa

La Asociación Cultural “Academia de la Lengua Aragonesa”, ante la situación socio-lingüística de Aragón, manifiesta:

PRIMERO. ACALA es partidaria, siguiendo las directrices de la UNESCO en materia de conservación de la tradición oral en los pueblos del mundo, de que el Gobierno de Aragón arbitre las medidas necesarias para la conservación de esa riqueza cultural, teniendo en cuenta la voluntad de los hablantes y conservando las modalidades lingüísticas de cada pueblo y comarca, de tal modo que a la mayor celeridad posible se recopile un archivo etnográfico, gastronómico, lingüístico, folclórico y de otros aspectos relacionados con la tradición oral, derecho y costumbres propias. En el informe sobre lenguas minoritarias de 21 de septiembre pasado se afirma sobre la lengua aragonesa que esta “...lengua experimentó un nuevo renacimiento en el siglo XIX, y apareció entonces el primer diccionario aragonés-castellano” e informa que “algunos grupos de jóvenes de ciertos centros urbanos de Aragón están demostrando interés por aprender la lengua”.

SEGUNDO. ACALA desea que se fomente la recopilación, tanto escrita como en medios audiovisuales, de esas manifestaciones lingüísticas, siguiendo las directrices del artículo 115 del citado informe que fomenta “la protección y promoción del pluralismo lingüístico en Aragón”, sin que predomine una modalidad sobre las otras.

TERCERO. ACALA se opone a que ningún grupo minoritario imponga normas autoritarias para la conservación del patrimonio lingüístico y cultural de Aragón. Exige que cada hablante de las distintas modalidades lingüísticas de Aragón se pueda expresar, tanto en público como en privado, sin ser reprimido por ningún tipo de norma restrictiva ajena al uso y costumbre de cada localidad lingüística. Suscribe el parrafo C del citado informe en que se cita textualmente : “Ahora bien esta riqueza ingüística, con frecuencia, es compatible con situaciones de hecho complejas, en las que conviven los intereses personales de los hablantes con las medidas administrativas de impulso y promoción de los idiomas. En este sentido ha de entenderse el comentario expresado en el informe”

CUARTO. ACALA suscribe el párrafo del citado informe donde se asegura que es “... oportuno recordar que los poderes públicos pueden y deben arbitrar fórmulas para facilitar e impulsar el fomento de las lenguas regionales o minoritarias, pero no se puede obviar que la efectividad de estas medidas dependen de la voluntaria aceptación de sus hablantes”. En este sentido ACALA es partidaria de legislar en beneficio de la mayoría de los hablantes de la lengua aragonesa en sus plurales modalidades y no en beneficio de una modalidad en deterioro de las otras. Legislar sin conocer y respetar la voluntad de los hablantes de la lengua aragonesa es imponer autoritariamente una normas que fomentarán la desaparición de la variedad lingüística de Aragón y la uniformidad de la nueva norma, fomentando también la abolición del multiculturalismo del territorio aragonés. Frente al normativismo autoritario ACALA defiende la variedad enriquecedora.

CUARTO. ACALA ante la reforma del Estatuto de Aragón desea que el sentido común facilite la redacción de un articulado que beneficie a los hablantes de las modalidades lingüísticas aragonesas sin obligar a ningún hablante a tener que acatar denominaciones ajenas a su habla y a su sentimiento lingüístico, tanto en en la denominación de los topónimos tradicionales como en la imposición de normas ajenas a las modalidades propias.

Comentarios