AFFAMER señala de indignante su ausencia en el Observatorio Estatal de Violencia

La presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER), Carmen Quintanilla, ha recibido con gran indignación el hecho de que hayan sido designados los miembros del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer sin que entre ellos se encuentre ninguna asociación ni organización que represente a las mujeres rurales.

Según Quintanilla, “es indignante e intolerable que las mujeres rurales no tengan presencia en el Observatorio cuando son ellas, precisamente, las que sufren la violencia de género en mayor medida y de forma más oculta y callada y, además, cuentan con mayores dificultades a la hora de poder denunciar y salir de ese proceso que sigue siendo una de las mayores lacras sociales de este siglo”.

En opinión de la presidenta nacional de AFAMMER, organización que cuenta con 170.000 asociadas en todo el territorio español, “el Gobierno socialista ha demostrado, una vez más, que las mujeres rurales siguen siendo invisibles para él al privarlas de tener voz y voto en el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer” cuyas funciones, destaca Carmen Quintanilla, pasan por actuar como órgano de recogida, análisis y difusión de datos; proponer recomendaciones y propuestas encaminadas a erradicar este problema; evaluar el impacto de las políticas y medidas que se desarrollen para tal fin y remitir un informe anual al Gobierno y a las comunidades autónomas sobre la evolución de la violencia ejercida sobre mujeres.

La presidenta nacional de AFAMMER, recuerda que el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer es una de las medidas contempladas en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género con el fin de abordar la lucha contra la violencia de género de un modo integral y multidisciplinar.

En este sentido, Carmen Quintanilla denuncia que “difícilmente se podrá luchar contra esta violencia en todos los ámbitos si entre los cinco vocales que corresponden a asociaciones u organizaciones de ámbito estatal que trabajan en violencia de género no se ha contado con ninguna que pueda llevar la voz de las mujeres rurales hasta este órgano consultivo”.

Comentarios