Buena actuación del oscense Javier Sanagustín en la Maratón de Montaña Marina Alta

Se celebró el pasado fin de semana el VIII Maratón de Montaña Marina Alta, organizada por el Grupo Espeleológico Gatense, con un recorrido de 42,195km., 2.550m de subida y 2.570 de bajada, y un total de 238 corredores inscritos. Carrera de gran dureza física y alta dificultad técnica. El oscense Peña Guara Javier Sanagustín invirtió un tiempo de 6 h. 23m. 1s., acabando en el puesto 51 de la clasificación general, y el 6º de veteranos.

El recorrido se inició en la estación de ferrocarril de Calp (100m), a las 7horas 35m, y se adentra por los parajes naturales de Bernia (1.121m.) pico mas alto de la carrera, recorriendo los términos municipales de Calp, Benissa, Senija, Xaló, y Lliber hasta llegar a Gata de Gorgos (Alicante).

Según indicaba el propio corredor, “hasta ahora la maratón más dura que he realizado, por tres causas objetivas, primera el calor, desde la salida hasta la llegada mucho calor, había que beber continuamente para no deshidratarse. La brisa marina brillaba por su ausencia, y los grillos se oían continuamente. Segundo, el terreno, zona mediterránea,  sin una sombra, aliagas, romero, coscoja, esta era toda la vegetación del recorrido (los mas parecido a subir a Peña Aman desde San Julián de Banzo). Los arañazos en las piernas eran continuos. Y tercero, el firme el que era muy pedregoso, extremadamente irregular, no permitía correr a un ritmo constante en ningún momento, y a ratos no podías correr ni en bajada, para cuidar un poco los tobillos”.

Además añadía que “también hubo una causa subjetiva, hace 15 días corrí la Maratón de Zegama Aizkorri, el viernes pasado subí al pico del Aguila, y el domingo a Guara (Vadiello, Nocito, Bentué de Nocito, Guara, Vadiello). Debía haber descansado un poco más, pues aunque durante la maratón me encontré bastante bien, los últimos kilómetros, y sobre todo las dos últimas subidas, y el final se me hicieron muy largos, iba como vulgarmente se dice con el gancho, y como siempre pasa cuando estas agotado, te caes, me caí, pero afortunadamente sin ninguna consecuencia, 4 rasguños. Pero como tenía ya tantos, 4 más. Aunque como siempre en las bajadas seguí adelantando a algún corredor.

Con todo, me quedé bastante bien, 51 en la general, y 6º en veteranos, no puedo pedir mas. Es decir, sí, disfrutar como en Zegama, que uno ya no está para sufrir.  Ahora a descansar”, finalizaba Javier Sanagustín.

De la dureza de la carrera la mejor indicación es que hubo mas de 50 retirados, cuando normalmente no se retira nadie, solamente el que se lesiona y no puede seguir, o lo retira la organización, pues generalmente aun lesionados los corredores intentan continuar

Comentarios