Miguel Sola deja la SD Huesca tras una temporada ‘dura, difícil y para aprender’

El técnico navarro termina su etapa como entrenador del club azulgrana con la satisfacción de haber conseguido el objetivo de la permanencia, aunque le hubiera gustado que se hubiera producido sin tanto sufrimiento. Además, Miguel Sola consiguió meter al Huesca en la final de la Copa Federación, título que finalmente acabó en las vitrinas del Puertollano. Esta ha sido la parte positiva de un año complicado y lleno de sobresaltos y con muchas luces y sombras en muchos aspectos. Las lesiones han sido un contratiempo importante, así como que se bajó la tensión antes de tiempo y eso estuvo a punto de dar con los huesos del equipo en la 3ª división.

Como decía Miguel Sola en su análisis final a Radio Huesca Digital “ha sido una temporada dura, difícil y para aprender donde ha habido muchas circunstancias pero yo creo que al principio de temporada nos marcamos un objetivo que era dejar al equipo en la categoría y eso se ha conseguido a parte se ha conseguido también jugar la final de la Copa Federación lo que nos ha supuesto jugar alrededor de 60 partidos para una plantilla que al final se ha quedado muy mermada y eso nos ha pasado factura y nos debemos de ver satisfechos en estos momentos porque yo creo que dejar el club y sobre todo viendo como la junta directiva dejaba ya la entidad y tenía la necesidad yo creo que de dejar el equipo en la categoría nos damos por satisfechos de haber cumplido el objetivo”.

El entrenador no ha dejado malas sensaciones en Huesca, si bien la afición del Huesca mostró en varias ocasiones su disconformidad con Sola, aunque eso es algo habitual en el fútbol y que le pasa a todos los técnicos. “Yo creo que si analizamos toda la temporada no deberíamos haber llegado a estas circunstancias, pero como he dicho antes ha habido muchas variantes que han hecho que lleguemos aquí y el equipo era competitivo y lo demostró en el último partido en un campo quizás en el más difícil y donde tuvimos un rival que peleó a muerte, un calor asfixiante, un gol en contra nada más empezar y sin embargo el equipo ha superado todo y al final ha demostrado que debería estar donde se merece”.

Miguel Sola se va con la conciencia tranquila por el trabajo realizado y haber cumplido el objetivo, aunque tiene claro que la temporada podría haber sido un poco más brillante. “Me hubiese gustado haber dejado al equipo mucho más holgado. Yo creo que había equipo para haberlo hecho si todas las circunstancias de lesiones, partidos y demás no se hubiesen dado, pero bueno las cosas vienen como vienen y hay que afrontarlas y en lo demás estoy contento porque hemos cumplido el objetivo y aunque podía haber sido más brillante, al final las cosas son como son y hay que aceptarlas así”:

En definitiva que el navarro se va del Huesca y buscará nuevos horizontes al parecer más cerca todavía de casa. En su etapa como entrenador oscense hay que darle un aprobado y pensar que el club azulgrana ha tenido un técnico con las ideas claras, con aciertos y errores, y que ha sabido superar todos los contratiempos para dejar a la SD Huesca en la 2ª División B.

Por otro lado y como ya se había comentado se ha anunciado para el día 30 la asamblea de socios en la que se tiene que dar un paso más en la entrada del nuevo grupo directivo que va planificando la próxima temporada, aunque todavía pendiente de cerrar la actual por parte de la junta que preside Jesús Viñuales.

Comentarios