Cáritas acogió el pasado año a 853 inmigrantes

Con motivo de la festividad del Corpus Christi (el día de la Caridad), este jueves, Cáritas Diocesana quiere llamar la atención sobre la importancia de la integración de los inmigrantes en nuestra sociedad. Aseguran que éste debe ser el objetivo final de la acogida a estas personas.

La campaña anual de Cáritas, cuyos "momentos fuertes" son Navidad, Jueves Santo y el Corpus, ha hecho hincapié este curso en la acogida al inmigrante, con el lema "Construyamos un presente común. Nadie sin futuro".

Cáritas Diocesana de Huesca realizó durante 2005 un total de 853 atenciones de acogida a inmigrantes, tanto en la sede diocesana (con 453 personas atendidas), como en las Cáritas parroquiales, tanto de la ciudad de Huesca como de las parroquias rurales.

Se trata de un avance de los datos, que recoge la memoria de Cáritas Diocesana correspondiente al pasado ejercicio. Las personas de origen extranjero son sujeto preferente de la acción de Cáritas, especialmente desde que la inmigración es un fenómeno masivo y asentado en nuestra sociedad. La acogida es la primera labor que realiza la entidad.

Además de la tarea de acogida reseñada, Cáritas realizó durante el pasado ejercicio 273 incorporaciones de inmigrantes a la bolsa de empleo, un servicio que suma ya 550 demandantes. Además, organizó 5 cursos de capacitación laboral para mujeres inmigrantes.El lema "Construyamos un presente común. Nadie sin futuro" pretende provocar una reflexión y evaluación sobre cómo vivimos la acogida, la apertura, la integración de las personas inmigrantes en nuestro entorno social. Son palabras de la directora de Cáritas Diocesana de Huesca, Pilar Polo, a propósito de la jornada.

Añade que Cáritas está trabajando intensamente en la acogida de los inmigrantes, tanto a través de la formación en nuestra cultura e idioma como facilitando el acceso al empleo, pero siempre se necesitan medios. Indicaba, además, que los socios y los voluntarios son imprescindibles en esta tarea.

Comentarios