Semana definitiva para el proyecto de Biscarrués

2005062626 biscarrués.jpg

Entramos en una semana clave para elaborar el dictamen definitivo sobre el embalse de Biscarrués y sus alternativas. La Iniciativa Social de Mediación mantiene encuentros con los portavoces de los colectivos a favor y en contra de la regulación del río Gállego (Riegos del Alto Aragón y regantes expectantes de Monegros II, por un lado; y afectados por el embalse, por otro). A finales de la semana se reunirá la ponencia de obras conflictivas de la Comisión del Agua; recordamos que en julio se reunirá el plenario para aprobar el dictamen definitivo. El presidente de la ponencia, Javier Sánchez, habla de las claves para alcanzar un acuerdo: construir un embalse en Biscarrués con capacidad para 35 hectómetros cúbicos de agua (lo que permitiría no inundar Erés); habilitar 3 ó 4 balsas de regulación lateral en el sistema de Riegos del Alto Aragón, que permitieran abastecer hasta 350 hectómetros cúbicos; y un generoso plan de restitución para la zona afectada por las obras.

Este fin de semana, la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos decidía en su asamblea anual la postura que mantendrán en su encuentro con la Iniciativa Social de Mediación. La Coordinadora mostrará su interés por recibir más información porque aseguran que "son inexplicables las prisas de última hora" y "se está debatiendo sin conocer todos los detalles de las alternativas". Dicen en la Coordinadora que en la petición de más información coinciden con Riegos del Alto Aragón.

Biscarrués es la tercera gran obra polémica del Pacto del Agua de Aragón (de 1992); respecto a las otras dos se alcanzó un acuerdo en la Comisión del Agua para el recrecimiento de Yesa hasta la cota intermedia y para construir San Salvador optimizado en lugar de Santaliestra.

Comentarios