Ideas para las fiestas

Nuria GarcésDudas sobre la conveniencia o no de organizar un festival de circo para San Lorenzo. Surgen las primeras voces críticas. Es de suponer que habrá quien esté a favor de aportar más actos a unas fiestas en las que nada sobraría. O sí. Pero lo primero que se ha oído o leído han sido opiniones en contra. Algunas posiblemente con razón. Esto podría organizarse en otras épocas del año, es verdad. Pero el equipo de gobierno ha decidido hacerlo durante las fiestas. Y parece que ya vaya a ser el caos. Que las Peñas Recreativas van a quedar apartadas (me pregunto yo qué tendrán que ver, si no van a coincidir ni en el tiempo ni en el espacio). Que la fiesta va a perder su esencia, ¿cuál?, que si las actuaciones de Ramón y Cajal han descendido en número, que si hay muchos espectáculos de pago... Todo críticas. Un concejal de la oposición se quejaba de Animahu, y advertía de eso, de que San Lorenzo iba a perder su esencia. Para a continuación asegurar que las fiestas han quedado en una docena de actos inamovibles e imprescindibles, y el resto tubo y veladores. Pues más claro, agua. A lo mejor hacen falta iniciativas y a la gente le interesa que allí, en la calle, haya más cosas, más posibilidades, más actuaciones.

Que yo suponga, no va a dejar de haber veladores, ni toros, ni charangas, ni danzantes, ni peñas, ni albahaca, ni jotas... es sumar, no restar.

Otra cosa es cómo lo haya hecho el ayuntamiento, una vez más sin encomendarse a nadie. Pero parece claro que, todos los años, al terminar San Lorenzo, se escuchan voces que hablan de revisión, de renovación, de novedades... Cuando esto llega, lo primero que decimos es “no”. Lo malo es que ya no me suena raro.

Comentarios