El Ayuntamiento no recurrirá la sentencia que le condena por exceso de ruido en el Casco Antiguo

El alcalde de la ciudad, Fernando Elboj, ha asegurado que el consistorio oscense no tiene intención de recurrir la sentencia con la que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón le condena al pago de 18.000 euros a tres vecinos del Casco Antiguo de la ciudad, por permitir ruidos superiores a los limitados por la Ordenanza Municipal. Los técnicos municipales tienen todavía que estudiar la sentencia pero el consistorio no tiene intención de recurrirla ya que, asegura Elboj, el concejo quiere dar ejemplo.

El alcalde recuerda que esta sentencia se contextualiza en unos hechos que datan del año 2000, y asegura que de entonces a ahora, ha pasado ya un largo tiempo en el que el consistorio ha actuado mucho en materia de ocio nocturno.

El primer edil asegura que el Ayuntamiento va a asumir esta sentencia ya que es su obligación solidarizarse con los vecinos y ciudadanos que tienen todo el derecho al descanso.

La sentencia condena al consistorio oscense por permitir ruidos procedentes de cuatro establecimientos del Casco Antiguo: Peña 10 d'Agosto, La Tasca, A Forqueta y Universal. Además, la sentencia exige que se adopten las medidas precisas a fin de que los ruidos en el interior de las viviendas del número 13 de Las Cortes y procedentes de esos bares no sobrepasen los niveles permitidos en la Ordenanza.

Los tres vecinos beneficiarios de la condena al Ayuntamiento de Huesca han mostrado su satisfacción por reconocerse su razón en este contencioso-administrativo, en un proceso abierto en el año 2000, con casi una treintena de denuncias. Se incide, tal y como reconoce el vecino Antonio Cayero, en que esta sentencia sienta un precedente para que la población se plantee llevar el tema de los ruidos a los tribunales.

No obstante, se echa en falta que la indemnización hubiese sido mayor. Se llegó a solicitar que fuera de más de 38.000 euros. Y se teme que no haya una solución al problema del ruido, ya que la sentencia es excesivamente general cuando dice "adoptar las medidas precisas a fin de que los ruidos... no sobrepasen los límites permitidos".

Esta noticia llega en un momento en el que el Ayuntamiento de Huesca se ha implicado en la resolución del problema del ruido de los bares en las zonas de marcha de la ciudad. Desde hace algunos meses se están tomando medidas de seguimiento de esta cuestión y se han abierto actas-denuncia por infracciones de la normativa vigente en esta materia. Se ha llegado a cerrar en torno a la decena de establecimientos.

Comentarios