La CECRV manifiesta su "rechazo frontal" al borrador de la orden de la indicación geográfica "Viñedos de España"

La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas ha manifestado su “rechazo frontal” al borrador de la Orden por la que, en caso de aprobarse, se regularía y reconocería la indicación geográfica “Viñedos de España” para los vinos de mesa con derecho a la mención tradicional “vinos de la tierra” producidos en la zona geográfica delimitada en dicho borrador.La referida Conferencia aglutina, prácticamente, a la totalidad de los consejos reguladores vitivinícolas.

La plataforma rechaza dicha normativa no tanto por el tratamiento como mención tradicional de “vino de la tierra” (que se regula en el Real Decreto 1126/2003) como “por el uso de la marca “España” como soporte para vender los excedentes de vino de más baja calidad y de menor precio de los producidos en nuestro país con el consiguiente perjuicio para los vinos españoles de mayor calidad quienes –poco a poco- ganan prestigio y reconocimiento en los mercados exteriores”.

La Asamblea General de las denominaciones de origen españolas muestra también su “sorpresa” ante “la urgencia de la publicación de este borrador que aborda una cuestión importante para nuestro sector, que en absoluto está consensuada con el propio sector y cuya aprobación –en un sentido o en otro- tendrá una importancia vital para el futuro de nuestros vinos”.

El borrador plantea para la Conferencia dudas sobre la legalidad de la Orden, ya que ésta “podría contravenir la normativa europea que regula las indicaciones geográficas de calidad”. La Conferencia va a remitir una carta a la Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, y al Secretario General de Agricultura y Alimentación del mismo Ministerio, Josep Puxeu, en la que les manifestará la oposición frontal de las denominaciones de origen españolas al borrador de la Orden.

Desde la situación real de la comercialización del vino en el mercado nacional, la Conferencia recuerda que “las denominaciones de origen suponen el 40 por ciento de la producción española y el 60 por ciento del valor de la misma. Además, las “ventas del vino con denominación de origen son las únicas que registran un ligero crecimiento, frente al descenso de la comercialización de los vinos de mesa que ven caer su cuota de negocio a pesar de sus ínfimos precios”.

Comentarios