Mariano Beroz: "La reforma del sector del vino presentada en Bruselas es altamente perjudicial para el mercado español"

El presidente de la Denominación de Origen Somontano ha expresado el rechazo absoluto de esta entidad al borrador planteado por la Comisaria Europea de Agricultura, Mariann Fischer, el cual subvenciona el abandono de 400.000 hectáreas en todo el territorio vitivinícola europeo. Beroz aboga por la unión del sector para lograr una reforma no tan perjudicial para España, de cara a la propuesta definitiva que negociarán los ministros de agricultura de los 25 países de la UE en 2007.

El presidente de la Denominación de Origen Somontano ha indicado que están radicalmente en contra de esta reforma, porque perjudicará mucho a la vitivinicultura española en un futuro. No obstante, apunta Beroz, se trata de un primer borrador y queda todo un año por delante de trabajo hasta que los ministros de agricultura europeos negocien la reforma definitiva. A Beroz le preocupa el complicado marco de 25 países en que se desarrollará dicha negociación, porque los productores, entre los que no existe una postura unánime, tienen menos peso. Además, la administración española lo tiene muy poco claro.

En opinión de Mariano Beroz, cuya organización sí comparte la filosofía de esta reforma y el diagnóstico que hace Europa de la actual situación del sector, el borrador planteado es absolutamente liberalizador y las medidas que propone son insuficientes. “Beneficiarán a los grandes operadores y perjudicarán a los pequeños productores de uva y vino, y a la esencia de las D.O.s”. Según Beroz, es fundamental que el Gobierno Central clarifique sus ideas en torno a este problema.

“Me gustaría que el sector español defendiese una postura contraria a este borrador de manera unánime”, dice Beroz, que tiene dudas a cerca de que la Federación Española del Vino comparta la opinión de los productores. Según Mariano Beroz, no se puede subvencionar el arranque de viñedos por un lado, y liberalizar los derechos de plantación, por otro.

La D.O. Somontano se siente respaldada por la consejería de Agricultura del Gobierno aragonés, cuyo responsable, Gonzalo Arguilé, ha expresado su oposición frontal al planteamiento de la comisaria europea Mariann Fischer, y ha recomendando a los trabajadores del campo que no arranquen ni una sola cepa. También las diversas organizaciones agrarias de Aragón han manifestado su rechazo a la medida europea. Esta actitud unánime en la comunidad autónoma, significa, para Beroz, que las ideas están claras, lo cual “es una buena noticia”, que hay que trasladar a la Administración Central, ha apuntado.

Comentarios