CHA presenta 50 enmiendas al proyecto de Ley de la Persona

 

Chunta Aragonesista ha presentado 50 enmiendas al proyecto de ley de la persona. Su portavoz parlamentario Chesús Bernal, ha valorado muy positivamente el texto, elaborado por la Comisión Aragonesa de Derecho Civil y remitido a las Cortes por el Gobierno de Aragón, y ha señalado que las enmiendas de CHA no pretenden introducir transformaciones de fondo, sino completar algunos aspectos puntuales.

Chunta Aragonesista plantea que sea un juez quien determine si una menor tiene capacidad de juicio para decidir la interrupción voluntaria de su embarazo; que la regulación del patrimonio especialmente protegido para las personas con discapacidad se extienda a los menores y que se actualicen los derechos de las parejas estables no casadas y los matrimonios del mismo sexo.

 

Sobre la regulación del aborto en menores de edad que plantea el proyecto de ley, CHA está de acuerdo con el criterio de que sea suficiente su consentimiento si la menor tiene suficiente juicio, pero, explica Bernal, “en una decisión tan trascendente, consideramos necesario que se especifique cómo se determina si la menor tiene esa capacidad y discernimiento”. Por esta razón, una de las enmiendas plantea que sea el juez quien determine, en todos los casos, si la menor tiene suficiente juicio para decidir la interrupción voluntaria de su embarazo.

 

La ley también aborda el patrimonio especialmente protegido de las personas con discapacidad, que es aquel que debe asegurar su mantenimiento. El texto remite básicamente a la legislación estatal, mientras que CHA propone una regulación expresa que incluya dos medidas importantes: la extensión de esa figura también a los menores de edad y su adaptación al derecho aragonés para que la Junta de Parientes –fundamental en el derecho foral propio- pueda intervenir en las decisiones respecto a ese patrimonio en los mismos términos en que está ahora previsto que lo haga el juez.

 

El proyecto de ley plantea que a partir de los 14 años los aragoneses puedan cambiar el orden de sus apellidos si así lo deciden. CHA ha presentado una enmienda de adición para que también puedan solicitar a partir de esa edad la sustitución de su nombre propio por su equivalente onomástico en las lenguas propias de Aragón, aragonés y catalán.

 

 

Otras enmiendas pretenden adecuar esta ley a la legislación actual sobre parejas estables no casadas y parejas o matrimonios entre personas del mismo sexo. Así, respecto a éstas últimas y dado que ya les está permitida la adopción, CHA propone sustituir la palabra “padre” o “padres” por la de “progenitor” o “progenitores”, ya que éstas comprenden todos los casos. Y en el caso de las parejas de hecho, que se igualen sus derechos a los de los cónyuges, en coherencia con la ley de parejas estables no casadas. También basándose en el prinicipio de igualdad se ha planteado una enmienda genérica para evitar denominaciones exclusivamente masculinas y que éstas se sustituyan por otras genéricas que incluyan tanto a hombres como a mujeres o, en los casos en que ello no sea posible, mediante la adición del correspondiente femenino

Comentarios