Cartas al Director: Jaca 2014 y Quebrantahuesos ¡¡¡¡ VAYA PAR DE BEMOLES !!!!

Marcelino Elizalde Pérez

Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Sabiñánigo y

Presidente del Consejo Sectorial de Deportes de Sabiñánigo

Pobre suerte la de Jaca. Sus reiterados empeños por ganar el laurel olímpico se están viendo sistemáticamente desmovilizados por el resultado de la competencia. Ahora que ya pasó la euforia del momento previo al éxtasis. Ahora que el éxtasis se ha tornado sombrío desengaño, debería volver la cordura a quien debió estar ciego al escribir el titular que reproduzco, y el resto del artículo que en esa misma línea miope, apareció en la página oficial de Jaca 2014.

Casi 8.000 ciclistas recorren la Quebrantahuesos en pleno entusiasmo olímpico

La manifestación deportiva más multitudinaria de Jaca y sus alrededores…

Se puede imaginar que para encumbrar un proyecto se utilicen los argumentos del imaginario más alucinante. Se puede llegar a entender que cuando las cosas no se ven del todo claras haya que buscar recursos del arcón ajeno. Eso se puede imaginar y se puede entender en el contexto del 18 de junio, con las cartas sobre la mesa y el cuerpo pendiente de un hilo, pero hoy 26 de junio hay que bajar al suelo. Hoy o mañana, cuando la resaca ya no duela, hay que pedir perdón. Porque no se puede uno apropiar de lo ajeno. Es decir, de la idea, del esfuerzo, de la organización y los apoyos de una prueba, la Quebrantahuesos, que sólo pertenecen a quienes la crearon y la engrandecen en cada edición, la Peña Ciclista Edelweiss y a todo el pueblo de Sabiñánigo con su Ayuntamiento a la cabeza. Arrogarse la titularidad para Jaca es simplemente un despropósito, fruto de la enajenación propia del momento final de la carrera de Jaca hacia ese particular “Eldorado” del 2014.

Es de esperar que la organización de Jaca 2014, al recoger sus pertrechos, no olvide recomponer la verdad y recupere su dignidad haciendo la corrección a la que obliga tamaño disparate recogido en su Web oficial. Sin ninguna acritud, lamentando con vosotros la nueva decepción, solo esperamos esa rectificación, sincera y obligada.

Comentarios