La CHE estudia el desembalse de Canelles para abastecer el Canal de Aragón y Cataluña

2004021716 canelles.jpg

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) va a estudiar el desembalse de Canelles (en el río Noguera Ribagorzana) como medida de abastecimiento al Canal de Aragón y Cataluña. Es una medida que ya fue adoptada en 1991. El Canal es el único sistema de la cuenca del Ebro que se encuentra en situación de emergencia. También se ha reunido la Comisión del Gállego y Cinca; se ha analizado la situación de los riegos del Bajo Gállego y de Riegos del Alto Aragón.

La propuesta de desembalse de Canelles ha sido realizada a instancias de la propia Comunidad de Regantes y consiste en el aprovechamiento durante el verano de 44 hectómetros cúbicos de embalse muerto, por debajo de la cota de turbinación de este embalse hidroeléctrico.

La medida ha sido apoyada por todos los usuarios del sistema excepto el Canal de Piñana; para su aprobación definitiva es necesaria una resolución del presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Las reservas que se mantienen habitualmente para la producción eléctrica se recogerían en el embalse de Santa Ana (actualmente al 45 por ciento) y se destinarán a los cultivos de verano del Canal de Aragón y Cataluña.

CINCA Y GÁLLEGO

La Comisión de Desembalse para el Cinca y Gállego ha estudiado la situación del sistema de Riegos del Alto Aragón y los riegos del Bajo Gállego. En este caso, Riegos del Alto Aragón ha mejorado sus reservas respecto al pasado año (actualmente 718 hectómetros cúbicos frente a los 558 del pasado 2005) pero sigue por debajo de la media de los últimos cinco años (878 hectómetros cúbicos).

Según los indicadores de sequía se encuentra en situación de alerta por lo que, como medida paliativa, se ha propuesto que la Comisaría de Agua de la CHE, encargada de la revisión de concesiones, prohíba el riego de verano a aquellas comunidades de regantes que tengan menos derechos que las tradicionales del sistema, es decir, Riegos del Bajo Gállego y Riegos del Alto Aragón.

Comentarios