El Plan de Equipamiento Comercial de Monzón en exposición pública

Con la publicación en el Boletín Oficial de Aragón del anuncio por el que se somete a exposición publica la revisión del Plan Local de Equipamiento Comercial de Monzón se abre un plazo de un mes para que se puedan presentar alegaciones por parte de los afectados. Una vez concluido este periodo se procederá a su aprobación.

Este documento actualizará el vigente y para ello se ha realizado un estudio para averiguar cuales eran las necesidades de Monzón en este campo. Donde se pretende mejorar las zonas comerciales dotándolas de espacios para que el consumidor pueda pasear con tranquilidad.

Para el desarrollo del Plan es necesaria la colaboración de la DGA para poder acometer las reformas necesarias. En este sentido existe un compromiso desde Comercio.

En dicho plan se apuesta por zonas cuidadas en las que el peatón tenga su protagonismo de cara a facilitar su tránsito. El documento que fue elaborado por la Cámara de Comercio suponía un chequeo a la ciudad con sus puntos fuertes y débiles en esta cuestión.

En el plazo de un mes se conocerán las alegaciones a este Plan, que es uno de los objetivos que se ha marcado la nueva Junta de la Asociación de Comercio de Monzón.

Entre las cuestiones que se tienen que resolver en el casco antiguo es el tema del aparcamiento para lo que está previsto un parking al lado del Centro de Salud.

Cabe recordar que la Comisión de Seguimiento del Plan de Equipamiento Comercial de Monzón, integrada por representantes del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento, la Cámara de Comercio e Industria de Huesca y las asociaciones de consumidores y usuarios, conoció en marzo de 2005 el documento elaborado por la empresa IDOM.

El Plan de Equipamiento arroja una visión general de la ciudad y el comercio, enumera “debilidades y amenazas”, detalla los hábitos del consumidor, y aconseja actuaciones urbanísticas y de equipamiento orientadas a consolidar el sector en el contexto de una capital comercial y de servicios con proyección supracomarcal, que es el caso de Monzón.

El documento certificaba que la situación no es mala ni mucho menos, las fugas de clientes a otras ciudades son menos de las que cabría imaginar, y la imagen del comercio de Monzón en la comarca es buena.

Las asignaturas pendientes, no obstante, son varias actuaciones urbanísticas y de equipamiento en el centro de la ciudad “, y también el relanzamiento de la oferta de gremios muy concretos.

Comentarios