El terrorismo deja de ser la principal preocupación de los aragoneses, según el Barómetro de Opinión

2006010909 gente.JPG

Refleja que en un año la preocupación de los ciudadanos ha pasado en materia terrorista del 51,1% al 23%. La inmigración se convierte en el primer elemento de inquietud en España. El estudio analiza los hábitos de consumo de los aragoneses y refleja una situación estable respecto a la confianza en la Expo y una mejora de las expectativas económicas de Aragón

El Barómetro de Opinión del Gobierno de Aragón, elaborado entre el 1 y el 11 de junio, refleja que el terrorismo ha dejado de ser la principal preocupación de los aragoneses. Desde que en el año 2001 se pusieron en marcha los Barómetros de Opinión, el terrorismo se había situado siempre en uno de los dos primeros lugares entre las inquietudes de los ciudadanos, y había alcanzado cifras superiores al 70%.

Hace ahora un año, el terrorismo seguía siendo la principal inquietud de los aragoneses, con un porcentaje del 51,1%, cifra que ha ido descendiendo hasta situarse en el 23% que refleja el actual, la más baja de los últimos cinco años.

La inmigración ha pasado a ser la primera inquietud de los aragoneses. Hasta un 48,6% de los encuestados consideran que es el principal problema del país, frente a un 31,7% de hace un año.

El Barómetro refleja, en sus preguntas fijas, una situación muy estable en la Comunidad aragonesa. Se mantiene la confianza y el optimismo en torno a la Expo 2008. Así se incrementa el número de ciudadanos que consideran que la Muestra servirá para mejorar las infraestructuras y la calidad de los servicios públicos, además de ampliar el conocimiento y la valoración de Aragón en España. El alza de los precios sigue considerándose el principal efecto negativo de la Expo.

El Barómetro de Primavera recoge un análisis sobre los hábitos de compra de los aragoneses. Las tiendas especializadas, para ropa y calzado; y los supermercados para alimentación, siguen siendo los establecimientos preferidos por los ciudadanos para realizar sus compras. Casi el 53% de los aragoneses encuestados consideran que ir de compras es un momento de expansión y ocio o que disfrutan haciéndolo, frente a poco más de un 20% que evitan ir de compras siempre que pueden.

Por último, en relación a la situación económica de Aragón, se mantiene, con ligeros incrementos, el optimismo de los ciudadanos. De hecho, el indicador de situación económica, que se establece calculando la media ponderada de las respuestas, alcanza su punto más alto en los últimos años con un 54,4%, frente a algo más del 52% de hace ahora un año.

Comentarios