La Comarca de la Litera cuenta por primera vez con un inventario

El Consejo Comarcal de la Litera ha aprobado su inventario, un documento en el que se recogen todos los bienes de la institución comarcal. Es la primera vez que la Comarca de la Litera cuenta con un documento de trabajo de estas características.

Asimismo, el Consejo Comarcal ha dado luz verde a la creación de ficheros de protección de datos con el fin de proteger toda la información de los ciudadanos de acuerdo a la Ley. La protección de datos es un aspecto sobre el que lleva trabajando la Comarca desde hace tiempo, pero ha sido recientemente cuando se ha practicado un trabajo amplio y profundo con el fin de proteger como exige la Ley toda la información personal que gestiona la Comarca.

El Consejo Comarcal también aprobaba la enajenación de bienes que provienen de herencias que han dejado internos en las residencias de personas mayores que la Comarca de la Litera gestiona. En concreto, se trata de bienes ubicados en Alcampell y Tamarite y que pasarán a ser subastados. El dinero que se obtenga de este proceso se destinará a mejoras en las residencias de Binéfar y de Tamarite.

Por otro lado, el presidente comarcal, Salvador Plana, informaba a los consejeros del proceso de externalización del servicio de cocina-comedor en la residencia de personas mayores que la Comarca de la Litera gestiona en Binéfar. Plana destacó que no se trata en ningún momento de privatizar ya que el control sobre el mismo lo seguirá ejerciendo la propia Comarca. El presidente explicaba que la externalización del servicio viene justificada por diversos informes de técnicos y abogados ante diferentes problemas que se han constatado en la cocina-comedor de la residencia de Binéfar y que repercutían directamente en la calidad del servicio ofertado.

Tres son los aspectos básicos que justificaron el inicio del estudio de la externalización: quejas constantes de los residentes (usuarios) de la calidad de la comida y la limpieza del comedor; falta de coordinación importante entre los dos equipos de trabajo (dos turnos) llegando a evitar el trabajo propio y acrecentar el del otro turno y las bajas laborales continuas y reiteradas del personal de cocina y comedor lo que supone la necesitad de contratar personal de sustitución.

Esta situación de continuas bajas ha provocado que en el año 2005 se haya tenido que contratar a nueve personas diferentes para desempeñar un puesto de trabajo en la cocina-comedor de la residencia, constituyendo el personal eventual y sustituto el 75% de la plantilla en el servicio durante largos periodos de tiempo.

Salvador Plana destacaba que la Comarca de la Litera es una institución generadora de empleo como se puede observar del análisis de las plantillas de personal del año 2003 y del 2006. “El balance entre el año 2003 y 2006 es de 16 trabajadores ahora que en 2003. Rechazo esa supuesta implicación que por parte de la Comarca de la Litera hayamos asistido a una privatización”, indicó.

La empresa Serunión será la encargada a partir del 1 de agosto del servicio de comedor-cocina de la residencia de Binéfar, dando trabajado a cinco personas: dos cocineros, dos ayudantes de cocina y un jefe de área para supervisión y control.

Comentarios