CHA exige que se convoque la plaza de técnico para que funcione el Instituto Municipal de Fomento

Chunta Aragonesista plantea que se convoque una plaza de técnico dentro del Instituto Municipal de Fomento. Para los nacionalistas, sólo con una dotación presupuestaria y de personal suficientes, el Instituto podrá abordar políticas de desarrollo económico realmente ambiciosas para la ciudad de Huesca.

Con fecha 20 de noviembre 2005 dejó de prestar sus servicios en el Instituto Municipal de Fomento el anterior gerente. Desde esa fecha este organismo se encuentra falto de dirección técnica, salvo que se entienda que la proverbial versatilidad del Sr. Sanromán también dé para asumir esta función, dicen los nacionalistas.

Las funciones de planificación y dinamización de la actividad económica que un Instituto de Fomento puede llevar adelante son numerosas: llevar adelante programas de inversiones en los polígonos industriales existentes, seguir impulsando la implantación y consolidación en ellos de las Nuevas Tecnologías, materializar el centro de servicios y zona de aparcamiento de camiones o impulsar un acuerdo local con los agentes sociales son líneas que ya se estaban trabajando y deben seguir impulsándose. Desde Chunta Aragonesista, se piensa que desarrollar suelo industrial en la zona norte de la ciudad junto con SEPES y SVA, aumentar el grado de implicación del ayuntamiento en WALQA y la PLHUS, colaborar en la resolución del problema industrial asociado al llamado polígono de las Harineras y concretar un modelo de gestión para el funcionamiento del Palacio de Congresos y Exposiciones debieran ser las tareas que marquen la agenda del Instituto en lo próximos meses. Todo ello queda huérfano de dirección si no podemos contar con su máximo responsable técnico, asegura CHA.

Para Miguel Solana “la selección de un técnico cualificado para dirigir el Instituto de Fomento, que con amplio margen de maniobra y acompañado de recursos presupuestarios y humanos suficientes pueda marcar un plan de trabajo ambicioso para esta olvidada área de la política municipal, es una prioridad. Cada día que pasa, con la dirección exclusiva del fomento de la actividad económica en general e industrial en particular en manos de la discrecionalidad y oportunismo de Fernando Elboj y Germán Sanromán, es un día perdido para consolidar a Huesca como una ciudad con auténtico protagonismo en el desarrollo socioeconómico de Aragón.”

Comentarios