Este fin de semana comienzan las rutas de verano del Ecomuseo de los Pirineos de Jaca

Este fin de semana empiezan las rutas del Ecomuseo de Jaca con una nueva actividad dirigida a los más pequeños para el sábado y una excursión a la romería de la Virgen de Iguácel en la jornada del domingo. Este año se continúa con la idea que quiere transmitir el Ecomuseo por lo que sus excursiones están centradas en cuatro temáticas claras: caminos de piedra, creencias populares, riquezas naturales y la vida en los Pirineos.

A la hora de elegir las rutas se han escogido aquellos pueblos que se han visitado menos de tres veces y en cuanto a la selección temática prosigue la exitosa ruta en el tren hasta Canfranc, el barroco y el románico. Este año también hay una nueva ruta llamada ¡todos a la granja! En la que se visitarán granjas de pueblos cercanos a Jaca y la Escuela de Capacitación Agraria. ‘Esta actividad está dirigida a los niños’, ya que como apunta Begoña López, concejal de Turismo y Comercio del Ayuntamiento de Jaca, ‘el turismo que recibe nuestra comarca es básicamente familiar’.

No sólo esta actividad es la única novedad del Ecomuseo de los Pirineos, ya que todas las rutas tienen algún elemento nuevo aunque sean los mismos pueblos que se han visitado en anteriores ediciones del Ecomuseo. Además de disfrutar de las rutas guiados por especialistas en cada uno de los temas, este año cabe destacar la incorporación de artistas como pintores de Jacarte o músicos que tocarán un concierto de guitarra en la ruta del Barroco. Como apunta Teresa Lacasta, técnico de cultura del Ayuntamiento de Jaca, ‘se trata de actividades complementarias que dan ese toque de singularidad que quiere transmitir el Ecomuseo’.

Haciendo balance, según los responsables de esta actividad, el año pasado el Ecomuseo acogió en sus rutas a 359 personas, procedentes principalmente de Zaragoza, Barcelona, Madrid y la Jacetania. Este año el Ecomuseo realizará 12 rutas y cuatro encuentros en pueblos, a los que está previsto que el numero de inscritos no sobrepase los 50 ya que lo que se busca es no romper el encanto de la excursión, convivir con los habitantes del pueblo y en definitiva, el reconocimiento a la población local de cada uno de los pueblos que se visiten.

Comentarios