La venta de una línea de negocio de Polidux no afectará a la plantilla de Monzón

Polidux

Este viernes Polidux y la firma alemana Bash han alcanzado un acuerdo por el que la empresa ubicada en Monzón dejará de producir copolímeros de estireno en marzo de 2007, ello no afectará a la plantilla que estaba trabajando en este esta división ya que la variación va a ser mínima ya que se contemplan las jubilaciones que no serán cubiertas y la posible movilidad de los trabajadores dentro de la propia fábrica. El director general de Polidux, Juan Carlos Ruiz Dorado, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a los trabajadores de la filial de Repsol YPF en Monzón, ya que los cambios en la plantilla no van a ser relevantes.

La venta de este negocio obedece a dos causas las pérdidas anuales de la división que estaban afectando a las cifras globales y que la maquinaría se había quedado obsoleta.

Frente a esta venta, Polidux apuesta por la fabricación y comercialización de EPS ( corcho blanco) en la que se han invertido 6 millones de euros para pasar de las 15.000 toneladas a las 33.000.

Con respecto a los actuales equipos que quedarán en desuso en el año 2007 se utilizarán en aumentar la producción de compuestos de polipropileno, según ha explicado Juan Carlos Ruiz.

Con estas medidas se pretende mejorar en los productos que actualmente funcionan en la compañía y quitarse el lastre que suponía la planta de copilímeros. Con estos cambios Polidux pasará a copar el 4% de un mercado que va a más ya que el ESP muy apreciado como aislante y poliproleno utilizado en cuestiones tan comunes como la línea blanca de electrodomésticos, carcasas de faros o embellecedores.

En la actualidad la plantilla de Polidux se cifra 136 trabajadores, siendo una de las empresas más importantes de Monzón.

Comentarios