El agro ve luces y sombras en las plataformas logísticas de Huesca y Fraga

El agro altoaragonés ve luces y sombras en las plataformas logístico-industriales de Huesca y de Fraga; por lo general agricultores y ganaderos ven positivo que se establezcan estos focos de desarrollo socio-económico pero también ven riesgos que pueden acabar de dar la puntilla al sector primario de la provincia. Recordamos que la Plataforma de Zaragoza (PLA-ZA) es exclusivamente logística; sin embargo, las de Huesca, Fraga y Teruel están abiertas a cualquier tipo de actividad económica.

El director provincial de Agricultura, Alejandro Almajano, considera que tiene que haber una relación muy directa entre estas infraestructuras y el sector primario, con el almacenaje y distribución de abonos, semillas y cereales. Considera esencial el papel que ha de jugar el ferrocarril (con la descongestión de las carreteras y con el abaratamiento de los costes). Para Fraga plantea la creación de centros de procesado y de empaquetado de fruta.

Yolanda Gimeno, relaciones externas de Riegos del Alto Aragón, ve la realidad presente de Walqa (Parque Tecnológico de Huesca) y las posibilidades de futuro de las citadas plataformas con esperanza. Mira a los incentivos fiscales que van a tener en Aragón las empresas con proyectos sostenibles al amparo de la Expo de 2008; y habla tanto de multinacionales que trabajan en el campo de la eficiencia y optimización del agua, como de pequeñas empresas que abordan la gestión de automatismos (campo emergente con la modernización del regadío).

Ésas son las luces; también hay sombras. Las organizaciones agrarias (ASAJA y UAGA) valoran en la teoría estas iniciativas socio-económicas; no obstante, recelan de la posible instalación de empresas de almacenaje y distribución que traigan de fuera productos a bajo coste e impidan que las producciones altoaragonesas salgan al mercado, lo que supondría la puntilla definitiva a la agricultura y la ganadería de esta provincia.

Las plataformas de Huesca, Zaragoza y Fraga van a crear un triángulo, con dos corredores que discurren por el Alto Aragón (Huesca-Zaragoza y Huesca-Lérida). Este triángulo se encuentra en el centro de una área de mayor tamaño cuyos vértices son Bilbao, Toulouse, Barcelona, Valencia y Madrid.

Comentarios