Manifiesto contra la privatización del agua en Huesca

Los colectivos que forman la Plataforma en Defensa de la Gestión Pública del Agua en Huesca han presentado en los registros del Ayuntamiento y de la Delegación Territorial del Gobierno de Aragón un manifiesto contra la privatización de la futura potabilizadora. Antes lo han leído junto al depósito de agua que hay en el Casco Antiguo. La Plataforma apuesta por “una gestión de calidad, eficaz y eficiente del agua en todo su ciclo, planificada desde la Administración municipal, con participación de los propios usuarios, y en la que prime el interés colectivo y ciudadano por encima del empresarial”.

Esta Plataforma pide que se abra un debate político y ciudadano, debido a que “el agua es mucho más que un factor de producción, es un activo ecológico, económico y social; en tanto que el agua es una necesidad, es por definición un bien público, y debe suministrarse con esa base”.

La Plataforma habla de “inquietud progresiva en amplias capas de la sociedad por la regresión que están sufriendo las propias características del servicio público: igualdad de acceso, universalidad, transparencia, continuidad, calidad, eficacia económica y social, participación y control público”.

Se lamenta la “progresiva mercantilización del agua, sin que se estén teniendo en cuenta las disfunciones y problemas que esta actitud puede provocar”.

La Plataforma en Defensa de la Gestión Pública del Agua en Huesca apuesta por la “creación de una sociedad pública que, desde la participación social y control municipal, se haga cargo, con eficiencia y calidad, de la gestión de la totalidad del sistema de abastecimiento, saneamiento y depuración de Huesca y sus municipios incorporados”.

Los colectivos que forman parte de la Plataforma son: Federación de Asociaciones de Vecinos Osca XXI (Asociación de Vecinos de los Barrios Casco Viejo, María Auxiliadora, La Encarnación, Perpetuo Socorro, San José, San Lorenzo, Santo Domingo y San Martín, Santiago y de los municipios de Apiés y Cuarte); Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Alto Aragón; Izquierda Unida; Chunta Aragonesista; Los verdes-Huesca; Comisiones Obreras, CGT y Ecologistas en Acción.

Argumentan que la privatización del servicio de agua supondrá “un aumento en el coste de las tarifas del agua, una merma o pérdida del control directo por parte de la Administración y de los ciudadanos, una hipoteca de futuro, una pérdida del carácter de servicio público y no garantiza una buena gestión,...” y añaden que “el interés colectivo debe primar por encima del interés de la empresa”.

Comentarios