Archivada la denuncia de los minoritarios del Área 3 contra el Alcalde y la Concejala de Urbanismo

El juez no ha admitido a trámite la denuncia que por tráfico de influencias presentaron en su día los minoritarios del Area 3 contra el Alcalde, Fernando Elboj, y la Concejala de urbanismo, María Jesús Tovar. Esta última pide una rectificación pública del PP, ya que el Portavoz de los Populares, Roberto Bermúdez de Castro, llegó a pedir la dimisión de la edil de urbanismo por esta denuncia.

La denuncia fue presentada en el juzgado de instrucción número tres de Huesca y estaba basada en la intervención de la Policía Local el 16 de mayo. En esa jornada, según se explicaba en la denuncia, varios agentes de la Policía Local intentaron acceder a todas las viviendas ubicadas en el Área 3 a fin de comprobar si las mismas se encontraban ocupadas. Para los vecinos de la Avenida de Doctor Artero estos hechos eran constitutivos de un “delito de tráfico de influencias”.

Ahora el juez encargado del caso ha decidido no admitir a trámite la susodicha denuncia, lo que ha llenado de satisfacción a los dos demandados. Tanto el Alcalde, Fernando Elboj, como la Concejala de Urbanismo, María Jesús Tovar, han mostrado su satisfacción desde el punto de vista político y personal ante la decisión del juez.

Tovar también ha recordado que en su día partidos como el PP, y en concreto el Portavoz Popular en el Ayuntamiento de Huesca, Roberto Bermúdez de Castro, llegó a pedir su dimisión por esta denuncia. Ahora la Concejala de Urbanismo exige una rectificación pública de Bermúdez de Castro.

COMUNICADO DEL PSOE

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huesca desea mostrar su satisfacción por el sentido de las dos actuaciones judiciales, insistiendo una vez más en que el Ayuntamiento de Huesca siempre procura actuar conforme a la Ley y respetar los derechos de los ciudadanos, como ha quedado demostrado en este caso.

Por último, subrayar que estas dos decisiones judiciales deberían poner de manifiesto el oportunismo y la falta de ética de todos aquellos políticos que, ansiosos por descalificar de cualquier manera a su adversario, no han tenido la prudencia de esperar a las decisiones judiciales. De alguna manera, dichas decisiones judiciales deben servir de condena ética a los mismos, dejando claro que en el mundo de la política no vale todo.

Comentarios