Un joven de 13 años asombra en el Open de Benasque de ajedrez

Una nube de espectadores se arremolinó lo más cerca posible del tablero de Kannapan Priyadharshán, cuyo juego causa admiración en Benasque. El indio, de 13 años, tenía una enorme ventaja en su partida contra el español Lázaro Lorenzo, pero éste aprovechó la inexperiencia de su rival para arrancar un empate milagroso. A falta de dos rondas, los líderes son el rumano Parligras y el ruso Kornéiev, pero otros once jugadores están a sólo medio punto.

La partida del prodigioso indio había sido impecable durante casi cinco horas, y nadie esperaba otro resultado que no fuera su victoria. Ni siquiera su madre, ataviada con un sari de color tostado, que se movía inquieta por los pasillos. Pero llegaron los apuros de tiempo: Priyadharshán seguía teniendo una posición técnicamente ganada, pero apenas disponía de cuatro minutos para dar jaque mate y, tal vez agobiado por el gentío que se agolpaba a su alrededor, empezó a jugar de manera superficial y un tanto alocada, sin un plan claro. Y así llegó el error que Lorenzo aprovechó para salvar una partida perdida. En todo caso, el adolescente indio volvió a mostrar una calidad de juego impropia de su edad.

Ayer no fue un día propicio para las mujeres (perdieron las cuatro mejor clasificadas) pero sí para los dos primeros cabezas de serie del torneo, el ruso Kornéiev y el peruano Granda, quienes derrotaron respectivamente al colombiano Escobar y al chileno Castellanos. Y a pesar de la enorme tensión que se vive en esta segunda mitad del torneo, aproximadamente la mitad de los participantes han tenido tiempo y energía para participar en las competiciones paralelas de mus, guiñote, dardos y fútbol, como si cinco horas de ajedrez agotador cada día no fueran suficientes.

Comentarios