El flamenco y el fado de Enrique Morente y Mafalda Arnauth en la noche sabatina de Pirineos Sur en Lanuza

Estas músicas que más se asocian con España y Portugal, son las protagonistas del concierto a las diez y media de la noche del sábado en el Festival Internacional de las Culturas. Bajo el título de Iberia, la organización ha reunido a dos de los mejores intérpretes de estos dos estilos, que destacan por conjugar simultáneamente su heterodoxia con su respeto a la tradición.

Dos músicas ancestrales y de profundo sentimiento, que son el producto de numerosas influencias culturales, y que en el Auditorio Natural de Lanuza estarán representadas por dos intérpretes de extraordinaria voz y que han abierto las fronteras del género del que parten a nuevos géneros e influencias, sin dejar de asimilar el legado de los grandes maestros.

Esta es la actitud que define toda la carrera del cantaor granadino Enrique Morente, que ha conjugado inconformidad y fidelidad a los fundamentos del cante desde que publicó su primer disco, hace ya 39 años, y en una continua evolución que le ha llevado a proyectos tan personales como versionar las canciones de Leonard Cohen o trabajar con el grupo de rock Lagartija Nick.

Cantaor largo, capaz de interpretar los estilos más difíciles de todas las escuelas, Morente ha recibido galardones como el Premio Nacional de Música, en 1994 y ha recorrido todo el mundo con su arte. En Pirineos Sur, ya dio muestra de su arte en 1997, y vuelve a esta celebración de los 15 años de vida del Festival con su último disco, “Morente sueña la Alambra”, en el que adaptó poemas de toda la tradición española (de Miguel de Cervantes a Luis Cernuda) en colaboración con reputados músicos de los más dispares estilos, como Juan Habichuela, Pat Metheny o Khaled.

En coordenadas similares se ha movido la carrera de Mafalda Arnauth, que se destapó como intéprete, con una voz joven y espontánea, de los grandes éxitos del fado, pero que ha ido labrando un camino propio, con sus composiciones y la personalidad de su estilo, en el que muestra que los aires del fado también sirven para hablar de placer y felicidad.

Su disco más reciente, Diario, es el feliz encuentro del fado con artistas como Tom Jobim, Vinicius de Moraes o Charles Aznavour, reflejando toda una gama de sentimientos.

En Lanuza, Mafalda contará con la participación, como músico invitado del vasco Fran Lausen, uno de los más importantes representantes de la música popular de Euskadi desde sus tiempos en el grupo Oskorri. Los dos artistas llevan tiempo colaborando de forma habitual entre ellos, demostrando que la música está por encima de fronteras, idiomas o estilos.

En suma, Pirineos Sur ofrece para el sábado uno de los conciertos más representativos de su espíritu de dar cabida a la mejor música popular contemporánea y mostrar la diversidad cultural, y del objetivo de este año de celebrar sus 15 años de vida reuniendo a algunos de los artistas más representativos que han pasado por sus escenarios, junto a nuevos nombres.

Comentarios