Aragón, primera Comunidad que reciclará todos los neumáticos

Aragón será la primera Comunidad Autónoma donde todos sus residuos de neumáticos fuera de uso irán destinados al reciclado, a diferencia del resto del país, donde se permite su incineración. El Gobierno de Aragón ha licitado el concurso para la gestión del servicio público para el sistema de concesión por el plazo global de 26 años. El presupuesto de licitación de contrata es de 29.349.845 euros.

Desde hace ya algún tiempo, el reciclaje de residuos peligrosos está controlado por una normativa europea muy rigorosa y bajo la supervisión incluso del Seprona. Además de los neumáticos, líquidos, baterías, piezas de plástico, parachoques o el serrín utilizado en los talleres debe ser depositado en contenedores especiales para su retirada.

Aragón sigue apostando por modelos de gestión sostenibles y tecnología limpia, en cumplimiento del Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón, un Plan pactado con los agentes sociales y aprobado en las Cortes de Aragón. El pasado 21 de junio salió a licitación el concurso para la gestión del servicio público de valorización de neumáticos fuera de uso mediante el sistema de concesión. Este sistema venía previsto en el recién aprobado Reglamento aragonés de este tipo de residuo, un reglamento pionero en nuestro país. El concesionario realizará el reciclado de los neumáticos en el futuro Centro Integral de Gestión, un centro destinado a la selección y reciclado. En ningún caso podrán someterse estos residuos a incineración ni valorización energética.

 

El Centro Integral de Gestión constará de una planta de tratamiento y reciclaje de los neumáticos, con capacidad suficiente para gestionar la totalidad de esta clase de residuos que se generan en la Comunidad Autónoma, y que ronda las 12.000 toneladas anuales. Se trata de la primera planta de este tipo en Aragón, y la segunda de toda España de titularidad pública.

 

La concesión se otorgará por el plazo global de 26 años. Este plazo incluye la redacción del proyecto y construcción de las obras del Centro Integral de Gestión, que será como máximo de 12 meses, y otro plazo de explotación y gestión del servicio público.

 

El Centro Integral de Gestión se ubicará en terrenos adecuados desde el punto de vista urbanístico y ambiental en un radio no superior a 30 kilómetros en el entorno de Zaragoza. En este Centro Integral de Gestión se realizará el almacenamiento de los neumáticos fuera de uso, su clasificación, valoración de reutilización o recauchutados, y trituración a distintas granulometrías (desde polvo de neumático de 0,04 milímetros hasta grano grueso de 5 milímetros), separándose el acero y otros elementos.

 

Además, se encargará de la comercialización de los productos resultantes, para la fabricación de otros productos. Existe una amplia gama de productos que pueden obtenerse del reciclado de neumáticos fuera de uso, tales como suelos de pistas deportivas e infantiles, tuberías, suelas de calzado, pavimentos carreteros, etcétera.

 

La legislación europea prohíbe el depósito de neumáticos fuera de uso en vertederos a partir del 16 de julio. Sin embargo, los talleres y particulares no sufrirán ninguna diferencia en el servicio, ya que los gestores autorizados seguirán recogiendo los neumáticos como hasta la fecha. Según el Real Decreto vigente, los productores y gestores autorizados podrán destinarlos a otros fines (salvo la incineración en el caso de Aragón) o almacenarlos durante un periodo de un año. No obstante, está previsto que antes de tres meses ya entre en funcionamiento en España el nuevo Sistema Integrado de Gestión SIGNUS-Ecovalor.

 

Signus Ecovalor será la primera sociedad encargada de recoger y gestionar los neumáticos usados que se generan en España. De esta manera, la sociedad sin ánimo de lucro hará frente a las responsabilidades medioambientales que recoge el Real Decreto sobre Neumáticos Fuera de Uso (NFU) aprobado el pasado 30 de diciembre.

La sociedad constituida está por los mayores fabricantes e importadores de neumáticos operan (Bridgestone, Continental, Goodyear-Dunlop, Michelin y Pirelli), y representa el 90 por cien del mercado de reposición. El nuevo marco legislativo, tiene por objeto prevenir la generación de NFU y establecer el régimen jurídico de su producción y gestión; por este orden, su reducción, reutilización, reciclado y otras formas de valorización, con la finalidad de proteger el medio ambiente. Asimismo incorpora a nuestro ordenamiento del principio de responsabilidad del productor.

Comentarios