Continúa la polémica por las actuaciones en el área 3: el PSOE responde a las críticas

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca ha emitido un comunicado en el que reafirma que la actuación de la Policía Local en el Área 3 (zona de la subestación eléctrica y capuchinas) se hizo "dentro de la más escrupulosa observancia de la legalidad". Los socialistas se defienden atacando al Partido Popular, al que acusan de "hipocresía" por no haber votado a favor de las alegaciones presentadas por los propietarios minoritarios en los Plenos Municipales, pero haberles defendido en público.

El equipo de gobierno socialistas afrima que "no se debe contaminar el ejercicio de la política, convirtiéndola en un cajón de sastre donde se den por buenas todas las miserias con tal de atacar al adversario al precio que sea". Acto seguido, defienden las actuaciones municipales en el área 3, apoyándose en las las decisiones judiciales de archivar las dos denuncias interpuestas al respecto por particulares y también en el conjunto de informes existentes, que los Grupos de la Oposición han conocido "con toda transparencia", según el PSOE, "por haber sido expuestos en Comisión y en Junta de Portavoces".

El PSOE insiste en su voluntad de favorecer el acuerdo y acto seguido, acusa al PP de hipocresía. El comunicado explica que el "PP ha jugado en cada momento a mostrar una cara u otra, según su propia conveniencia partidista" porque "en las dos ocasiones (31 de enero y 29 de junio), donde el Pleno Municipal debatió las alegaciones presentadas por los minoritarios, el PP se abstuvo, cuando era precisamente ese el lugar donde, si realmente hubieran deseado defenderlos, tendría que haber votado a su favor".

EL PSOE RESPONDE A LAS CRÍTICAS

El comunicado socialista llega después de que los partidos de la oposición municipal en el Ayuntamiento de Huesca no se dieran por satisfecho con el archivo de la denuncia por tráfico de influencias que un grupo de propietarios minoritarios del Área 3 (zona de la subestación eléctrica de Doctor Artero y Capuchinas) presentaron contra el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, y la concejal de urbanismo, María Jesús Tovar. Partido Popular, Chunta Aragonesista y Partido Aragonés coinciden en señalar que las responsabilidades políticas continúan pendientes.

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Huesca, Roberto Bermúdez de Castro, explica que las responsabilidades políticas no se han depurado. Sigue señalando directamente a la concejal de urbanismo, María Jesús Tovar.

Desde Chunta Aragonesista, Azucena Lozano señala que el equipo de gobierno municipal todavía tiene cosas que aclarar: quién decidió a qué vecinos de iba a visitar para elaborar un registro y por qué los registros se produjeron a las 23.00 horas.

El portavoz del Partido Aragonés, Fernando Lafuente, reconoce que puede no haber delito penal en las atuaciones en el área 3, pero añade que "está probado que determinados responsables políticos municipales han llevado premeditadamente a cabo y por su cuenta un abuso, o después lo han amparado por completo".

Comentarios