La cifra de muertos en 2006 en las carreteras altoaragonesas se eleva a 40

Entre enero y junio, 39 personas han perdido la vida en la carretera y 604 han resultado heridas en los 380 siniestros con víctimas registrados. Además hay que unir el fallecimiento de otra persona este fin de semana por lo que en lo que llevamos de 2006 son ya 40 las personas que se han dejado la vida en el asfalto.

Si comparamos estas cifras con las del mismo periodo de 2005 nos encontramos con un aumento en la accidentalidad del 10 por ciento con 345 siniestros en el pasado año y 380 en éste. Las víctimas mortales también han aumentado de 32 a 39 en un 13 por ciento y por último los heridos se han incrementado en un 22 por ciento pasando de 535 a 604.

Los datos que han ofrecido los seis primeros meses del año no son nada halagüeños cuando nos acercamos al mes de agosto, uno de los meses más conflictivos para el tráfico por el masivo desplazamientos de vehículos.

Durante el fin de semana se ha notado ya un importante aumento de la circulación coincidiendo con la llegada de la segunda quincena de julio. Precisamente el sábado falleció la primera persona de este mes en accidente de trafico en un suceso ocurrido en la en la A-2211 en la Puebla de Castro. Más de una decena resultaron con heridas de diversa consideración.

Curiosamente los datos registrados en la provincia de Huesca contrastan con los del resto del país donde la accidentalidad ha descendido en un 29 por ciento y las víctimas mortales en un 5 por ciento en lo seis primeros meses del año.

El pasado mes de junio la accidentalidad, según las cifras provisionales de la Jefatura Provincial de Tráfico, se elevó a 72 siniestros con 8 muertos y 97 heridos.

Con la entrada en vigor del nuevo carnet por puntos se espera que la accidentalidad descienda, algo que por el momento no ha sucedido en la red viaria altoaragonesa. Fiestas de diferentes localidades, festivales y desplazamientos a zonas turísticas hacen que haya que extremar la máximo la precaución en la carretera. Tráfico tiene en marcha su habitual operativo de verano donde un centenar de agentes de la Guardia Civil están realizando una importante labor de control para sancionar las imprudencias, excesos de velocidad y conducción inadecuada y controlar la circulación.

Comentarios