Las Escuelas de Verano de la Hoya se trasladan a Quicena, Ayerbe y Gurrea de Gállego

Con el inicio de la semana arranca la segunda quincena de la Escuelas de Verano que organiza el Área de Cultura de la Comarca Hoya de Huesca en las sedes de Quicena, Ayerbe y Gurrea de Gállego con un centenar de niños.

El viernes se clausuraron con resultados satisfactorios las escuelas de verano organizadas en Lupiñén, Igriés y Fañanás. Con todas las plazas cubiertas, se desarrollaron entre el 3 y el 14 de julio dando ahora el relevo a las tres nuevas sedes para la segunda quincena—del 17 al 28 de julio—en Ayerbe, Gurrea de Gállego y Quicena. En esta segunda fase de las Escuelas de Verano de la Hoya acuden más de un centenar de niños de entre cuatro y doce años procedentes de un docena de localidades.

Las actividades, dirigidas y desarrolladas por monitores de la Asociación El Globo, ofrecen a los niñas y niños del ámbito rural una amplia oferta lúdico-formativa que enriquece las posibilidades de actividad para os más pequeños en las localidades de la comarca en el periodo estival.

Desde el Área de Cultura, su consejera, Natalia Ciprés, muestra su satisfacción por cómo se ha desarrollado la primera fase ya que “seguimos cumpliendo los objetivos marcados y vemos que los niños se lo pasan fenomenal, además de que se relacionan entre ellos y muestran un gran interés por conocer el pueblo en el que están”. De hecho, la Asociación El Globo trabaja en esta edición alrededor del proyecto “Mi mundo, mis raíces” en el que, desde el estudio de lo local, se extraen valores y conclusiones globales. Se relacionan con los vecinos de la localidad, estudian sus monumentos, su historia, los oficios que hay en el pueblo, pero también el nombre de las casas o sus fiestas.

Los niños también disfrutan de mucha actividad física, con juegos tradicionales, actividades acuáticas, gymkhanas o pequeñas excursiones al entorno que sirven para desarrollar aulas de la naturaleza de concienciación medioambiental.

Comentarios