La fusión artística de Acción Sonora, recreó y sorprendió en la Carpa de Sallent de Pirineos Sur

El Festival Internacional de las Culturas se desplazó el domingo por la noche al segundo de sus escenarios, la carpa de Sallent donde tradicionalmente se programa a nuevos artistas y las propuestas más innovadoras. Un espíritu al que responde plenamente la actuación de ayer: ZAS, siglas de Zaragoza Acción Sonora, un colectivo que reúne no sólo a músicos, sino también a bailarines, videoartistas y poetas.

Así, sobre el fondo sonoro de las mezclas de los DJ Lord Sassafras y Simon Zico y el visual de las imágenes de Yagoba se alternaron sobre el escenario una docena de artistas, en un espectáculo coral que pasó sin solución de continuidad del jazz al tecno, de los ritmos étnicos al rap, de la bossa nova a cualquier otro ritmo... Un espectáculo que trasciende lo puramente musical, con momentos de poesía y danza.

El resultado no es un concierto al uso, sino una celebración en la que cada vez cambian los artistas, y las obras, en el que se experimenta con la fusión como medio de creación artística, pero que tiene como objetivo claro impulsar la participación del público, sobre todo mediante el baile.

Un puzzle artístico y festivo en el que el público pudo pasar de escuchar improvisaciones de jazz a corear el “woman d’ont cry” y que muestra el talento de algunos de los artistas más inquietos que trabajan actualmente en Zaragoza.

Por otra parte, las actuaciones de Pirineos Sur en Sallent de Gállego incorporan en esta edición dos novedades que en el concierto de ZAS ya se han revelado como grandes aciertos: la entrada gratuita y la sustitución de la tradicional carpa cerrada por un nuevo escenario al aire libre, con el que el director del Festival, Luis Calvo, ha explicado que se ha buscado integrar las actuaciones con el espacio vecino de los Mercados del Mundo.

Comentarios