Llegan 568 cajas de archivos de la posguerra a Huesca

Un total de 568 cajas con múltiples proyectos de la antigua Dirección General de Regiones Devastadas creada en 1938 han llegado al Archivo Provincial de Huesca. En esa documentación hay más de 2.000 planos de otras tantas intervenciones en diferentes puntos de la provincia en las que la Guerra Civil arrasó casas, calles y monumentos.

Según ha señalado el Director General de Patrimonio, Jaime Vicente, el traspaso de estos archivos se ha hecho dentro de la más absoluta normalidad y facilitado por la administración central actual.

Los documentos provienen del archivo de Alcalá de Henares y siguen siendo de propiedad estatal, aunque su gestión pasa ahora a manos de la comunidad autónoma.

La Directora del Archivo, María Rivas, ha explicado como la Dirección General de Regiones Devastadas, creada por el régimen franquista, intervino en dos zonas de manera especial: en el entorno de la Hoya y en el Pirineo.

Dentro de la Hoya se pueden ver ejemplos de obra ejecutada en Banastás, Chimillas, Siétamo o Apiés, cuya Plaza y Ayuntamiento es precisamente de esa época.

En lo que respecta a la zona Pirenaica destaca la recuperación del Barrio de San Salvador, el más afectado por la contienda civil. Allí se construyó el Ayuntamiento, el Cuartel de la Guardia Civil o una casa forestal.

En Huesca capital se recuperaron de manera especial ciertos monumentos como la Catedral, el Ayuntamiento, el Seminario o el Palacio Episcopal.

Jaime Vicente destaca la arquitectura que se aplicó en todas las obras, a imagen y semejanza del propio régimen. Planificada al máximo e imponiendo un modelo urbanístico reiterativo, sobrio, de plazas porticadas siguiendo el modelo de las plazas de Castilla con pequeños detalles regionales, como son el caso del ladrillo en las zonas de Aragón del llano y la piedra en el Pirineo.

Comentarios